viernes, 2 de diciembre de 2011

Todo se olvida,
menos la






música



Martin Vennard


Los científicos están tratando de entender cómo los amnésicos pueden perder toda la memoria de su vida pasada y aún así recordar la música. La respuesta podría ser que los recuerdos musicales se guardan en una parte especial del cerebro.
Cuando el director y músico británico Clive Wearing contrajo una infección cerebreal en 1985, quedó con un lapso de memoria de sólo 10 segundos.
Clive Wearing toca bien, pero no
recuerda haber tocado antes
La infección -encefalitis herpética- lo dejó incapacitado para reconocer o recordar a personas o cosas que había visto o escuchado apenas unos momentos antes.
Pero a pesar de que los médicos admitieron que tenía uno de los casos más graves amnesia jamás vistos, su habilidad musical y mucha de su memoria musical estaban intactas.
Ahora, a la edad de 73, todavía es capaz de leer música y tocar el piano, así como incluso dirigir nuevamente a su antiguo coro.
Los investigadores creen que están más cerca de comprender como es que la memoria musical se conserva en algunas personas, aún cuando no pueden recordar nada de su pasado.
En una reunión de la Sociedad para la Neurociencia en Washington, un grupo de neurólogos alemanes describieron el caso de un violonchelista profesional, a quien identificaron como PM, que se contagió el virus de la encefalitis herpética en el 2005.
Ni siquiera podía retener información sencilla, como la disposición de su apartamento.
Pero el doctor Carsten Finke, del Hospital de la Universidad de Charite en Berlin, dice que estaba "asombrado" de que la memoria musical del chelista estaba mayormente intacta y que aún podía tocar su instrumento.
Los lóbulos temporales del cerebro, que son en gran parte destruidos por casos graves de encefalitis herpética, son "altamente relevantes" para recordar cosas como hechos y cómo, dónde y cuándo ocurrió algo.
"Pero este caso y también el de Clive Wearing sugieren que la memoria musical parece guardarse independientemente de los lóbulos temporales", afirma el dr. Finke.


Terapia Musical
También estudió el caso de un paciente canadiense que en la década de 1990 perdió toda su memoria musical después de someterse a una cirugía que dañó otra parte de su cerebro conocida como circunvolución temporal superior.
Esto lo llevó a la conclusión de que las estructuras del cerebro usadas para la memoria musical "podrían ser la circunvolución temporal superior o los lóbulos frontales".
El Dr. Finke dice que es necesario investigar más para confirmar estas hipótesis.
Extracto del diario de Clive Wearing en
1990, donde registra el momento en
que se despertó una y otra vez.
"Pero lo realmente novedoso en este caso es que podríamos mostrar que en una amnesia tan severa y densa, aún queda una isla intacta de memoria, la memoria musical", afirma.
El Dr. Finke cree que podría ser posible usar esto para mejorar la rehabilitación de PM y otros amnésicos.
"Es muy interesante saber si en estos pacientes la memoria está intacta, de modo que pudiera usarse como entrada a estos pacientes. Se podría pensar tal vez en combinar una música especial con actividades como tomar medicinas.
"También pueden hacer terapia musical, comenzando a tocar música nuevamente y, al hacerlo, lograr cierta calidad de vida", señala.
Técnicas como esta deberían ser aplicables tanto a músicos como a quienes no lo son, ya que comparten los mismos sistemas de memoria.
"Sabemos que el cerebro de los músicos se adaptan de manera diferente - algunas áreas del cerebro son más grandes que en los no músicos, pero no es tan fácil pensar que pueden desarrollar un nuevo sistema", indica.


Lóbulos dañados
La memoria musical no es necesariamente la misma que otros tipos de memoria, dice la doctora Clare Ramsden, una neuropsicóloga en el Fideicomiso de Rehabilitación de Lesiones Cerebrales de Gran Bretaña, que está estudiando el caso de tres músicos, incluido Wearing.
"Eso es porque potencialmente no es únicamente conocimiento. Es algo que uno hace", indica la Dra. Ramsden. Diferentes aspectos de la ejecución musical involucran diferentes partes del cerebro, concluye.
"Nuestra investigación está empezando a mostrar que en la gente con daño principalmente en sus lóbulos frontales, sus habilidades musicales son afectadas de un modo diferente a la gente como Clive, cuyos lóbulos temporales están dañados.
"Clive todavía puede tocar y leer música, pero las personas con lesiones en los lóbulos frontales podrían tener dificultad leyendo y ejecutando una pieza musical por primera vez, aunque lo hacen mejor con piezas que ya conocen", agrega la Dra. Ramsden.
El profesor Alan Baddeley, de la Universidad de York, quien ha escrito documentos de estudio sobre el Sr. Wearing, dijo que no le sorprendían los hallazgos del equipo alemán.
"El caso de PM es un ejemplo muy bueno de que la memoria no es unitaria, de que hay más de una clase de memoria", expresó.
"La amnesia no destruye hábitos, pero los enfermos pierden la capacidad de adquirir y retener información acerca de nuevos eventos".


El Mesías de Handel
La esposa de Clive Wearing, Deborah, ha escrito un libro, Forever Today (Hoy por siempre), sobre cómo fueron afectadas sus vidas por su amnesia. Ella dice que todas sus habilidades musicales continúan intactas.
"Si le das a Clive una nueva pieza musical, la lee a simple vista y la toca en el piano, pero no se puede decir que la aprendió", expresó al Servicio Mundial de la BBC.
Pero agrega que "Clive no tiene conocimiento de haber tocado el piano ni de si todavía puede hacerlo".
Ha vivido bajo cuidado residencial especializado desde 1992, tras haber pasado los primeros siete años de su enfermedad en una unidad psiquiátrica.
"Si bien tuvo un piano en su habitación durante 26 años, no lo sabe hasta que se le señala".
La Sra. Wearing afirma que la interpretación de su marido mejora cuando toca una pieza con regularidad, a pesar de no tener el recuerdo de haber tocado la pieza o cualquiera otra antes.
Sin embargo, añade que él recuerda cosas que ha sabido toda su vida o que ha tocado con regularidad. "De niño aprendió el Mesías de Handel y todavía lo sabe cantar" indica.
Agrega que él la recuerda, así como el amor que comparten, y que la música es un pasatiempo maravilloso para ambos.
"La música está en un lugar donde podemos estar juntos normalmente, porque mientras hay música, él es él, totalmente. Es totalmente normal".
"Cuando la música se detiene, él vuelve a caer en este abismo. No sabe nada de su vida. No sabe nada de lo que le ha pasado en toda su vida".

Extraído de: www.bbc.co.uk  
Publicar un comentario