viernes, 20 de abril de 2012

Ana Cecilia Blanco:
“Un  arrancón en mi vida”


Aldo Roque Difilippo

Ana Cecilia Blanco si bien esta noticia “nosotros la estábamos esperando desde hace tanto tiempo, realmente me tomó por sorpresa. Estamos muy emocionados y sentimos que esto nos acerca mucho más a él. Podemos elaborar nuestro duelo y es una emoción tremenda, eso  de sentir que sea verdad, que  vamos a  poder tenerlos cerca. Que yo en lo particular lo sentí lejos tanto tiempo, en mi niñez, durante toda mi vida, tener esa figura ausente, fue como un  arrancón en mi vida”. Ana Cecilia  tenía 2 años y medio cuando su padre fue secuestrado y asesinado por la dictadura cívico-militar.
 
Tu padre era funcionario de UTE. Trabajaba en aquella época que el consumo se cobraba puerta a puerta. Mucha gente  lo conoció…
-Si él realmente era muy conocido. Era muy apreciado y querido. Además fue Presidente del gremio.

¿Cómo es para ti, pensando que tenían 2 años y medio, cuando tu papa desaparece, todo este proceso vivido?
-Siempre tuve la sensación de que se iban a encontrar los restos. Durante toda mi vida sentí esa ausencia y a la vez tenia  la esperanza que en algún momento la verdad iba a salir, tenía una corazonada, pero lo reitero en el día de ayer me sorprendió. Son los sentimientos encontrados, porque realmente  sentimos que nos sacude tanto y a la vez  es un alivio para  el alma  el hecho que lo hayan encontrado  y vamos  a poderlo ver. Es importantísimo para nosotros.

La sociedad uruguaya durante muchos años ha negado todos estos casos. ¿Cuáles fueron durante todos estos años el mensaje recibido por tus compañeros de escuela, liceo, o los vecinos?
-Había gente  decía que podía estar en otro país, pero era algo que nosotros sabíamos que no era así. Lo desechábamos porque  nosotros sabíamos muy bien que había sido asesinado y que  sus restos se iban a encontrar. Todas esas situaciones en las que  se decía que podía estar en el exterior me parecían realmente  fuera de contexto.
Publicar un comentario