sábado, 3 de mayo de 2014

MAXENCE VAN DER MEERSCH, EL ESCRITOR DE LAS MISERIAS HUMANAS



Maxence Van Dee Meersch nació en Roubaix el 4 de mayo 1907 y murió en Touquet el 14 de enero de  1951.Hizo sus estudios secundarios en Tourcoing y Lille. Licenciado en Derecho, ejerció de abogado en Lille durante dos años. Se inició en el periodismo como jefe de redacción de la revista Lille universitaire, y colaboró en diversos periódicos.
Utilizó un estilo realista para narrar las problemáticas de la vida cotidiana del norte de Francia, y realizó minuciosas descripciones de los conflictos sociales de la época.
En sus primeras novelas abordó temas conflictivos como el del contrabando, en La casa de las dunas (1932), o el de las huelgas textiles y sus represiones, en Cuando las sirenas se callan (1933).
Posteriormente publicó Invasión 14 (1935), un crudo relato sobre la ocupación alemana, y La huella del Dios (1936), obra que obtuvo el premio Goncourt y numerosos elogios de la crítica. Entre sus últimos libros se destaca Cuerpos y almas (1943), emotiva novela sobre el mundo de la medicina. Su principal inquietud fue la miseria y el dolor humano, y a lo largo de toda su obra expuso una mirada humanista y acentuó, desde su perspectiva católica, la necesidad del hombre por reafirmar sus valores.
Van Der Meersch perteneció al grupo de escritores católicos fieles a los postulados filosóficos de Jacques Maritain. En consecuencia, su pluma fue un arma para “combatir el fariseísmo y las lacras de nuestra sociedad”. En “La Máscara de Carne” pisa un terreno muy resbaladizo pues fustiga “un vicio bochornoso”. Es la confesión de un hombre del que se apartan con horror los seres a los que desearía amar. Sin embargo él lucha, recurre al examen médico e incluso llega a pensar en matrimonio. Pero debajo de la máscara que suele llevar aparecen en su rostro los estigmas de la “lepra moral” que lo consume.

La Máscara de Carne” es sin duda una de las obras que nadie debe dejar de leer para comprender la dimensión literaria de Maxence Van Der Meersch.
Publicar un comentario