viernes, 22 de marzo de 2013


De la terrible duda de las apariencias

Walt Whitman
EEUU, 1819- 1892


De la terrible duda de las apariencias
de la incertidumbre ya que, después de todo, quizás hayamos sido engañados
ya que quizás, confianza y esperanza solo son, después de todo
especulaciones ya que quizás la identidad después de la tumba es una encantadora fabula
que quizás las cosas que percibo, animales, plantas, hombres, colinas, aguas brillantes y fluidas
los cielos del día y de la noche, los colores, densidades, formas, quizá sean (como sin duda lo son) 
apenas apariciones y lo real algo aun por conocerse
(Con cuanta frecuencia pienso que no sé, ni nadie sabe, nada de ellos!)
quizás me pareézcan lo que son (como sin duda sólo parecen)desde mi punto de vista presente, y
no puedan probar  (como en realidad ocurre) nada de lo que parece, ni nada en absoluto, desde  puntos de vista completamente distintos.
para mí todo eso y lo que se parece a eso es curiosamente despejados por mis amantes, mis amigo queridos,
cuando aquel que amo viaja conmigo, y se sienta a mi lado largo rato tomándome la mano
cuando el aire sutil, lo impalpable, la sensación de que palabras y razón no resisten, nos rodea y nos penetra,
entonces me siento cargado de incalculable  e inenarrable sabiduría, callo, no necesito nada mas
no puedo responder la pregunta de las apariencias ni la de la   identidad mas allá de la tumba,
pero me siento o paseo, indiferente, y estoy satisfecho ,  quien toma mi mano me ha satisfecho por completo.

Publicar un comentario