viernes, 2 de diciembre de 2011

EDITORIAL

“El analfabetismo es, en muchos casos, un mal hereditario: el padre analfabeto no alcanza a comprender por qué ha cobrado un rango vital la necesidad de leer y escribir.
Es también difícil ponerse en la esfera de discernimiento de una mentalidad así limitada; pero es evidente que el fenómeno se produce en millares de casos y no es la obligatoriedad, precisamente, el remedio específico. Al padre ignorante hay que llegar por el convencimiento; la obligatoriedad se viola; la persuasión no”.
Julio Castro
(El analfabetismo, 1940)
Publicar un comentario