sábado, 14 de enero de 2012

Según el Ministro Ehrlich
2012 será “un buen año para la educación”



Aldo Roque Difilippo


El Ministro de Educación y Cultura vaticinó que el 2012 será “un buen año para la educación”.
Ricardo Ehrlich en diálogo con Centenario indicó que los últimos acontecimientos del 2011 “abren una  muy razonable expectativa” para el presente año, apostando  a buscar los acuerdos entre “todos los actores sociales institucionales y políticos”.

El Presidente Mujica ha propuesto  potenciar el trabajo que hace la UTU dentro del sistema educativo uruguayo. ¿Cómo viene siendo evaluada esa iniciativa?
-Nosotros veníamos trabajando. El sistema educativo público presentó una propuesta  para contribuir a la agenda de la educación, la ANEP, la Universidad de la República y el Ministerio,  para sumar y buscar la confluencia en todos los actores sociales, institucionales y políticos. El presidente aumentó la  apuesta,  puso el énfasis en algunos temas de los que se venía trabajando como lo es la Enseñanza Técnica. En  eso venimos trabajando para buscar las confluencias que permitan  multiplicar el esfuerzo e ir mucho más rápido, y lograr cambios de mayor profundidad.

Uno de los escollos que el gobierno tuvo en el 2011 fueron los gremios estatales, y entre ellos están los profesores y maestros…
-Si. Pero precisamos de todos los actores, y sería injusto atribuir más responsabilidades a unos que a otros. Hay responsabilidades que nos tenemos que repartir si realmente queremos sumar, si queremos encontrarnos. Precisamos a los docentes en primera línea; son los actores centrales. Precisamos que redoblen sus esfuerzos que renueven cada día su compromiso, al tiempo que hay que apoyarlos y alentarlos. Tenemos que lograr ese encuentro, imprescindible con los actores institucionales y sociales, al tiempo de lograrlo con los actores políticos. En eso venimos trabajando. Hay cosas que van a llevar tiempo y que no admiten demoras. Los problemas que se vienen arrastrando hace mucho tiempo  de  vinculación, del rezago de niños y adolescentes en el sistema educativo, esos problemas que tenemos en la Educación Pública. Acotar las distancias con las que hoy entran los niños y los adolescentes a las aulas. Ahí tenemos una real emergencia. Hay esfuerzos y experiencias importantes que se están haciendo, pero tenemos que multiplicarlas y acelerarlas.
En ese sentido el  23 de enero tenemos el primer Consejo de Ministros de este año, donde se van a comunicar las medidas para redoblar los esfuerzos: asegurar la continuidad educativa,  combatir el rezago y la desvinculación, y lograr la integración en la sociedad a través de la educación y el trabajo. Esas son grandes urgencias que no admiten dilaciones, por lo que el 2012 puede ser un buen año para enfrentar  con fuerzas esos temas. Sin desconocer las dificultades y los escollos que va a haber que ir sorteando. Me parece que el recorrido de las últimas  semanas del 2011  abren una  muy razonable expectativa  para que el 2012 sea un buen año para la educación.

Tender un puente de diálogo y no de confrontación.
-Totalmente. Tenemos diferencias de proyectos, se sensibilidades, pero nos precisamos todos, entonces tenemos que saber recorrer ese camino  de encuentro, de sumar. Como se dio en el programa Pro Mejoras de la ANEP, que  hizo un ruido bárbaro. Eso estaba en un contexto de muchísimos programas. No hay propuestas que nos conformen a todos por igual, pero tenemos  que acordar grandes rumbos y eso puede admitir variedad de propuestas. Yo veo que esto es posible. El 2011 cerró con la presentación de ese documento por parte del Sistema Nacional de Educación Pública. El Presidente convocó a todos los espacios, el social y el político, las dos instancias me parecieron muy positivas. Ninguna está exenta de dificultades, sin embargo aparecen como muy promisorias y el Presidente subió la apuesta. Él mismo dice que 2012 tiene que ser el gran año para la Educación; bueno trabajaremos para que sea así.
Publicar un comentario