viernes, 20 de abril de 2012

Edil de Jorge Batlle
Ricardo, el batllista

Aldo Roque Difilippo

La vida de Ricardo Blanco parece estar signada por la política, la actividad gremial y la militancia. Muchos, en Mercedes, todavía hoy lo recuerdan cuando era funcionario de UTE, con  su cartera de cuero, cobrando puerta a puerta el consumo  eléctrico, tal la costumbre de la época.  Sus amigos de la infancia (entre los que se encontraba mi padre) tienen otra imagen de él: un tipo más bien tímido, tranquilo, y fundamentalmente buen amigo. La que coincide con la que guardan sus amigos y compañeros de militancia, que lo recuerdan como un individuo sereno, aplomado,  con la suficiente capacidad para persuadir, y que siempre estaba de buen humor.
Origen del MIR según el Estado General del Ejército
Integraba el Partido Comunista Revolucionario (PCR). Esta organización  pertenecía a la izquierda radical, maoísta, y a la que se le sumaron dirigentes del sindicato de funcionarios de UTE, donde trabajaba Blanco. El PCR como tal, en la actualidad integra Asamblea Popular, y era particularmente fuerte en Mercedes a finales de los años 60 y principios de los 70.
Cronologia del PCR realizada por el Estado Mayor del Ejército.
Entre diciembre de 1974 y  junio de 1978 desaparecieron nueve integrantes del PCR en operativos realizados en Uruguay y en Argentina, a donde habían huido varios. A partir de diciembre de 1977 se produjeron una cadena de operativos contra el PCR, en cuyo marco fue detenido Ricardo Blanco, torturado hasta la muerte y luego, como se corroboró ahora, enterrado en forma clandestina en predios del Batallón 14.

El edil colorado
  Un capítulo olvidado o mencionado al pasar en la vida de  Ricardo Blanco es su origen político en filas batllistas, al punto que muchos colorados de la actualidad desconocen que ese personaje, mártir en la lucha por la democracia en que se convirtió Ricardo Blanco, nació políticamente en sus filas. Y no solamente que fue un militante, sino que llegó a integrar las listas de candidatos a edil a la Junta Departamental en la elección de 1966. Incluso que ocupó una de las bancas, aunque con carácter de suplente.
Una investigación emprendida por HUM BRAL  en el Corte Electoral de Soriano y en la Junta Departamental de Soriano nos permiten ofrecer, por primera vez en forma pública,  los documentos fehacientes de estas afirmaciones. Ya que en los archivos de ambos organismos  se conservan las pruebas testimoniales del origen batllista  de Ricardo Blanco.
En 1966 la  poderosa lista 15-40 del Partido Colorado respaldaba la candidatura del Dr. Jorge Batlle a la Presidencia de la República. Promoviendo la candidatura a la diputación de Luis Bernardo Pozzolo, por aquellos años en pleno auge político.
Como se sabe, por esos años se sufragaba con una sola hoja votación, por lo que la nómina de candidatos la completaba Ruben Taruselli, como candidato a la Intendencia, y  Miguel Ángel  Mazzeo como primer candidato a la Junta Departamental. Dentro de la nómina de candidatos  a ediles encontramos a Ricardo Blanco,  como tercer suplente  del quinto candidato a edil (Fausto Maletti), intercalado con nombres y personajes del ambiente local, en nada menos que la lista más importante del batllismo de esos años, y que marcó la escena política sorianense por varias décadas. 
En esas elecciones la formula presidencial Gestido-Pacheco Areco se alzó con el triunfo, pero en Soriano, a impulsos de la 15-40 ganó notoriamente la formula Batlle-Lacarte, manteniendo en el cargo de diputado al caudillo local Luis Bernardo Pozzolo. Donde si bien los colorados ganaron la elección departamental, ese triunfo fue por escaso margen (ver recuadro aparte).
En 1966 Ricardo Blanco tenía 28 años, es decir que no es despreciable conjeturar que para integrar ese lugar en la principal lista colorada de esos años, que su militancia batllista se remontara a varios atrás, quizá desde la adolescencia. Aunque una elección después, varios de sus amigos y  compañeros de militancia política y gremial ya lo recuerdan integrando el MIR  (Movimiento de Izquierda Revolucionario) y posteriormente el PCR.
En el archivo de la Junta Departamental de Soriano pudimos ubicar solamente una única referencia a Ricardo Blanco como edil, cuando participó de la sesión ordinaria del 13 de octubre de 1967, en su carácter de edil suplente al haber faltado  Fausto Maletti, titular de la banca. Una sesión ordinaria, como las actuales, donde alguno de los temas tratados fueron la necesidad de dar nombre a varias calles de la ciudad, problemas suscitados con las bocas de tormenta, y  algunos inconvenientes surgidos en el  Cementerio local.
En esa oportunidad  el veinteañero edil Ricardo Blanco no hizo uso de la palabra, tal lo que registra el libro de sesiones, siendo la única oportunidad en que ocupó la banca. Por aquellos años la Junta Departamental de Soriano  no tenía tantas comisiones de trabajo como en la actualidad (un ámbito de discusión donde suelen alternar los ediles suplentes), sumado al hecho que los ediles titulares solían concurrir asiduamente a las sesiones ordinarias, motivo por el cual no encontramos otro registro documental de la actividad de Ricardo Blanco como edil suplente.
Cinco años después los  testimonios orales y las anécdotas que aún se cuentan de él lo ubican militando en el PCR o  en su actividad más conocida en el ciudad como dirigente sindical.
Publicar un comentario