viernes, 20 de abril de 2012


RICARDO  BLANCO


“Recuerdo que cuando el primer allanamiento me preguntaron que armas teníamos, yo les contesté: acá las únicas armas que tenemos son las de la educación, y no me contestaron nada".
Así declaraba su esposa Nancy, de una de las veces que fueron por Ricardo, en su casa de Mercedes.

Trabajaba en la UTE de Mercedes, primero administrativo, luego cobrador. Integró como delegado de Aute, la Dirección Nacional, con activa participación a nivel departamental, sobre todo en la huelga con ocupación de Linotextil de Mercedes  y de la curtiembre Cudosa de Dolores pero fundamentalmente en la ocupación que llevó adelante toda la población de Villa Soriano.
Allí se reclamaba un ómnibus para trasladar diariamente a Dolores a 40 liceales, la acción desplegada por Ricardo en esa instancia fue decisiva para la obtención de esa conquista; aún recordada.
Entre Ríos también lo conoció coordinando acciones sindicales  de los 2 lados del Río Uruguay y apoyando las marchas cañeras que venían desde el norte junto a los remolacheros de la zona.
Su porte petizón de hablar pausado, de andar cansino como mucha gente del interior, reflejaba su bonhomía y cordialidad para sus vecinos y compañeros de trabajo.
En 1973 lo detienen y pasa 15 meses en cuarteles preso. Luego se va para la Argentina y en enero del 78 luego de haber visitado a su familia en Mercedes es detenido un día 15 en las inmediaciones de Millán y Raffo, en Montevideo. Su muerte en la tortura según informe oficial es en 1978.

* Semblanza que acompañó el comunicado del gremio AUTE, al conocerse la noticia de la identificación de los restos de Julio Castro.
Publicar un comentario