viernes, 17 de agosto de 2012

Un creador de fábulas comprometidas


Los festejos por el centenario del nacimiento de Jorge Amado abarcan todo Brasil desde hace meses.


Jorge Amado creó un mundo a partir de su Bahía natal, un mundo áspero y pesado pero también mágico y sensual, a semejanza del que vivió en ese país que parece más grande que el mundo, Brasil. Allí se conmemora el nacimiento del escritor desde hace meses y los festejos  llegaron a su clímax ayer, fecha en la que el más internacional de los escritores brasileños habría cumplido cien años, una excusa redonda para poner de relieve su obra monumental.
Gran parte de los homenajes están enmarcados en el “Año de Jorge Amado”, que comenzó en 2011 al cumplirse diez años de la muerte del autor nacido el 10 de agosto de 1912 en Itabuna, una ciudad  diminuta en el sur del estado de Bahía, y fallecido el 6 de agosto de 2001 en Salvador, la capital regional.
“Escribir es transmitir vida, emoción, lo que conozco y sé, mi experiencia y forma de ver la vida”, dijo una vez el escritor que elevó a la categoría de leyendas a las  historias de las plantaciones de cacao de Bahía, donde nació y produjo su obra.
Para recordarlo, la escuela de samba Emperatriz Leopoldinense presentó un desfile sobre su vida en el pasado carnaval de Río de Janeiro y su nieta Cecilia Amado llevó al cine la obra Capitanes de la arena (1937), que se estrenó en octubre pasado y se presentó en abril en el festival de Chicago (Estados Unidos).
También se reimprimieron diferentes ediciones de sus novelas más conocidas; el canal de televisión Globo emite actualmente una nueva producción de Gabriela, clavo y canela (1953) y se han lanzado libros inéditos en su homenaje, como el que presenta las cartas entre Amado y la escritora Zélia Gattai, su esposa durante 56 años.
Diferentes artistas se han sumado a la fiesta con nuevas músicas y montajes teatrales inspirados en el fantástico mundo creado por el autor de obras como Doña Flor y sus dos maridos (1966) o El país del carnaval (1931), su primera novela.
En el centenario del natalicio del más universal de los escritores brasileños, autor de 33 novelas traducidas a 49 idiomas, se ha recordado también su faceta como militante comunista, diputado constituyente y hasta Obá (sacerdote) de la divinidad afrobrasileña Xangó, muy arraigada en Bahía.
Las iniciativas para homenajear al autor han sido tantas que para organizarlas se constituyó una comisión especial integrada por sus familiares y por representantes de la Fundación Casa de Jorge Amado, la Academia Brasileña de las Letras, de la cual fue miembro durante 40 años, y la editorial Companhia das Letras, dueña de los derechos de sus libros.
La Academia y la Fundación celebrarán a lo largo de la próxima semana en Salvador el “Curso Jorge Amado 2012”, un coloquio en el que participarán estudiosos de su obra para presentar sus investigaciones y tesis sobre el escritor.
En Salvador está previsto para mañana la presentación del “Concierto al Amado Amar”, un espectáculo que mezcla música popular y erudita e incluye composiciones del propio Amado, músicas en su homenaje y temas de las múltiples telenovelas y películas que están basadas en sus obras.
El natalicio coincide con la Bienal del Libro de Sao Paulo, que recordará la fecha con múltiples actividades.

Publicar un comentario