viernes, 7 de septiembre de 2012

Hallaron vajillas del siglo XVII en pleno centro de Buenos Aires

 

 
Arqueólogos realizaron excavaciones en Bolívar al 200, Montserrat.
 
Restos de vajillas que podrían pertenecer al período colonial y de cerámica indígena son los primeros hallazgos del equipo de arqueólogos que, esta semana, comenzó a excavar una de las veredas de la iglesia San Ignacio, la más antigua de Buenos Aires, ubicada en el barrio porteño de Monserrat.
"Estamos viendo si encontramos algo que se pueda incorporar a las obras de refacción del atrio del templo y evaluar si estas obras van a impactar o no en materiales arqueológicos que puedan estar enterrados", explicó Ana Igareta, doctora en arqueología a cargo de la indagación.
Un equipo de ocho profesionales del Centro de Arqueología Urbana de la Universidad de Buenos Aires y alumnos de la Universidad Nacional de La Plata comenzaron el lunes a realizar dos excavaciones en la vereda de la calle Bolívar al 200.
Las perforaciones, cuyo nombre técnico es unidad de excavación, permitieron descubrir "algunos materiales que, a priori, podemos ubicar en el siglo XVII, como restos de vajillas muy característicos del período colonial y algo de cerámica indígena", adelantó la arqueóloga.
En la segunda unidad "aparecieron piedras que creemos pueden ser parte de los cimientos originales de la iglesia", agregó. La tarea arqueológica es un paso previo a los trabajos destinados a rehacer el atrio de la iglesia, el que fue levantando en su momento para hacer la vereda, y forma parte de un proceso más grande de peatonalización de la calle Bolívar, desde sus inicios hasta el 400.
"Evaluamos si hay enterrados en la vereda del templo, que es monumento histórico nacional y considerado uno de los edificios más antiguos en pie de Buenos Aires, restos de una estructura que estaba anexa a la iglesia", señaló Igareta.
Según datos históricos, esa edificación se demolió en algún momento, entre las décadas del `30 y del `40 "y nunca se revisó sistemáticamente si habían quedado restos de esa estructura que, según imágenes de la época, cortaba perpendicular a la iglesia original sobre calle Bolívar".
Arqueólogos y estudiantes de la carrera rompieron la vereda, atravesaron un nivel de piso y contrapiso construido con materiales modernos y ahora, con espátula, cucharín y pincel están desenterrando materiales más antiguos.
La jefa de la investigación aclaró que "lo nuestro es un trabajo expeditivo para evaluar el potencial arqueológico. En el caso que encontremos algo lo ponemos a disposición del gobierno porteño".
Los materiales que se van recolectando se depositan en la Dirección de Patrimonio porteña que es el repositorio legal de los objetos. La tarea se va a extender dos o tres semanas más "ya que depende de lo que vayamos encontrando para ver si seguimos explorando", señaló la profesional.
La iglesia de San Ignacio, ubicada entre las calles Perú, Bolívar, Alsina y Moreno fue edificada en 1722 y reconstruida totalmente luego de un rescate que comenzó en 2003, cuando el templo mostraba signos de un grave deterioro. Ahora, queda por confirmar el potencial arqueológico del edificio más antiguo en pie de Buenos Aires.
 
Publicar un comentario