sábado, 25 de enero de 2014

BOTÁNICA
Cambio climático obliga a las plantas a subir las montañas en menos de diez años




Las especies naturales están decididamente “escalando” las montañas para evitar las zonas de calor: en 10 años ascendieron hasta 42 metros afirma un estudio suizo.




Científicos de la Universidad de Basilea (Suiza), descubrieron en las zonas de alta montaña del país, una multiplicación de la presencia de vegetales que normalmente se desarrollaban en áreas de valles. Tan solo entre 2003 y 2011, tanto las plantas como las mariposas y los pájaros, han ascendido entre 8 y 42 metros sus habitats naturales, buscando  las temperaturas y condiciones de crecimiento habitual.

Las especies alpinas estudiadas han actuado conforme a un esquema similar tanto a nivel vegetal como animal.

Suiza lentamente se va convirtiendo en “tropical”

Las temperaturas en las 14 estaciones meteorológicas oficiales suizas, han aumentado a razón de 0,07 grados centígrados por año en todas las latitudes del país entre 1995 y 2011.

Con ese escenario las plantas viven ahora decenas de metros más arriba que a fines del siglo pasado, según el muestreo de 214 áreas por encima de los 500 metros de altitud y por debajo de los 3.000, que alcanza a prácticamente todos los ecosistema de Europa Central.

“Un promedio de diferencia de ocho metros de altura en ocho años y en todas las especies de plantas es bastante impresionante para las comunidades de plantas que a menudo no son muy móviles. Los resultados muestran que los impactos biológicos del cambio climático no sólo se harán evidentes en el largo plazo. Animales y plantas ya están hoy adaptándose a las crecientes temperaturas a un ritmo sorprendente”, explicó Valentin Amrhein, uno de los coautores del muestreo.

“Algunas especies, como las aves, tienen posibilidad de emigrar hacia zonas más frías en latitudes más al norte pero el gran problema de supervivencia en muchos casos de vegetales es que la emigración hacia zonas más elevadas tiene un límite: la altitud de las propias montañas. Una vez que las especies queden arrinconadas en las cimas de las montañas, su extinción -por lo menos a escala local- será inminente si el cambio climático continúa al ritmo actual”, concluyó.




(*) Extraído de: http://www.lr21.com.uy/
Publicar un comentario