sábado, 4 de octubre de 2014


El lenguaje del futuro

El responsable de “Tiranos Temblad” dialogó con  HUM BRAL sobre las nuevas tecnologías, opinando que el Plan Ceibal posibilitará a que en el futuro los niños utilicen “el lenguaje de programación, como nosotros manejamos el idioma español”.



Aldo Roque Difilippo






Los resultados del Plan Ceibal van a estar cuando “los niños que empiecen a tener 18 años y que  hayan tenido una computadora desde chicos y que manejen el lenguaje de programación, como nosotros manejamos el idioma español” dijo Agustín Ferrando.
Ferrando creador de la popular serie de Internet “Tiranos Temblad” estuvo en Mercedes dictando una charla en el Liceo Nº 1 “José María Campos” sobre las nuevas posibilidades que brinda Internet. Como se sabe “Tiranos Temblad” es un  resumen de noticias uruguayas que se difunde a través de You Toube.
Previo a su charla en el Liceo Nº 1, Agustín Ferrando dialogó con HUM BRAL sobre “Tiranos Temblad”, un canal de You Toube con casi 57 mil suscriptores y  cerca de 4 millones de visitas. También de las nuevas tecnologías y las posibilidades que nos brindan; entre ellas las educativas, porque “la tecnología te acerca mucho más a lo que vos sos”.

¿Desde cuándo haces “Tiranos temblad”?
-Empezamos en la Navidad del 2012. Te acordás que el  21 de diciembre  se decía que iba a ser el fin del mundo.  Tres días después del fin del mundo ya se podía armar más planes (se ríe). Fue un día de calor insoportable esa Navidad, entonces nos quedamos bajo el aire acondicionado de mi casa y  me pude a buscar algo que hacía normalmente, que era  buscar en You Toube qué cosas se habían subido en ese día con la palabra Uruguay; y encontramos el video de una señora que estaba robando flores de un cantero público y un vecino indignado desde su casa, después me enteré que era periodista, lo publicó. Una señora que se bajó de un buen auto…
Entonces vimos ese video y le comenté a Fernanda (Montoro, su novia), cómo no hay nadie que haga algo con este material.
Y de esa sensación o ganas de ver es que  lo empezamos a hacer. Justo era una época que teníamos tiempo y que podíamos dedicarnos; y nos largamos  sin saber que íbamos a seguir haciéndolo por caso 2 años.


¿Y qué has descubierto en este recorrido?
-¡Pah!

¿Qué sorpresas te has llevado o que cosas has confirmado?
-La sorpresa más grande que nos hemos llevado es que en Uruguay pasa de todo. Siempre crecí con la sensación contraria de que acá no pasa nada.

A los periodistas siempre se nos acusa de que publicamos las cosas malas y no vemos las buenas.
-Y bueno es un poco la responsabilidad de los medios, de alertar de esos hechos excepcionales que suceden, pero tal vez,  de tantos años de alertar de esos hechos los medios dejaron de hablar de lo normal, de lo cotidiano, de lo que no  pone en peligro tu  vida o tu realidad, pero que es interesante de ver, que muchas veces te hace descubrir costados de la personalidad de nuestro país que no conocíamos o hobbies que tiene la gente que nunca te imaginaste. 
Pienso que lo cotidiano tiene un valor muy grande, además de las noticias que son importantes, lo cotidiano nos enseña mucho de lo que somos y lo que hacemos; tal vez mucho más que los medios convencionales.
La gran sorpresa que me llevé fue esa: que pasa de todo. Todas las semanas nos sorprendemos de la cantidad de cosas y ahora vamos casi 60 capítulos y  te podría  decir que no hemos repetido muchas cosas. Todos los capítulos a nosotros mismos nos sorprende cómo siguen sucediendo  hechos insólitos. Como por ejemplo en el último capítulo salió un caballo con 4 orejas. O cosas más pequeñas que realmente uno piensa que tanto más puede llegar a ser  esto.

En algún reportaje que te hicieron vos te referiste a la cantidad de  videos  uruguayos que se suben semanalmente a You Toube. ¿Qué hay detrás de eso? ¿Una necesidad de exhibirse, de decir yo estoy acá presente?...
-Creo que un poco es eso. Una necesidad de conectarse con los demás, de comunicarse con alguna manera. Esto que estamos haciendo nosotros pero en tu casa,  y por otro lado creo que la tecnología nos está invadiendo sin darnos cuenta. Hoy de repente en tu teléfono tenés una cámara.
A mi que me gustan las cámaras, de chico conseguir una cámara era muy complicado, ojalá cuando yo era chico hubiera tenido un teléfono en el  cual si veía algo podía registrarlo. Y después cuánta gente iba a terminar viéndolo. Hoy en día de repente terminás de grabar tu video y el propio teléfono te está invitando a que con una apretada de botón  eso se comparta.

Algo que a veces  se hace por error.
-Nosotros  encontramos regularmente videos que no pueden haber sido subidos a propósito, porque son cámaras enfocando hacia abajo, charlas que no tienen ningún sentido, cosas muy cotidianas. Te das cuenta que esa persona lo subió sin querer.
Un poco combinada esa necesidad o esas ganas de comunicarse, en el sentido que muchas barreras de  distancia se derribaron, y a veces uno se ha sentido encerrado en este país, en la  capital o en algún departamento y  hoy ya siente que no, que de repente puede compartir con gente de su mismos gustos.


 Vos en tus charlas te referis las nuevas tecnologías. Aunque parezca obvia la pregunta ¿qué posibilidades brindan  en la  actualidad las nuevas tecnologías a la vida cotidiana?
-Siento que las nuevas tecnologías primero  derribaron  esa barrera de la distancia. Eso es importante. Si un chiquilín nace en Artigas y le gusta la música y los caballos. En el mundo de ayer tenía que tener en  Artigas   algo que combinar esas cosas. Hoy en día ponés en Internet música y caballos y encontrás millones de foros, millones de gente que se junta por eso.
En ese sentido hoy en día la tecnología te acerca mucho más a lo que vos sos, o a tus gustos  personales; y a la hora de decidir para los chiquilines que quizá el año que viene tienen que rumbear  sobre qué tipo de vida quieren tener, ellos tienen que ser conscientes, a mi  modo de ver, que estas herramientas  a la hora de decidir y de construir  quien uno quiere ser son muy importantes porque multiplican las posibilidades. Entonces  si vos ayer tenías 5 posibles  carreras que hacer, hoy  ya son infinitas. Está en vos que diseñes tu propia realidad, que encuentres que es lo que te gusta hacer y donde lo podes hacer. Y además es algo que  está en pleno cambio. Entonces estos chiquilines tienen que darse cuenta que tienen que estar atentos y dispuestos a  aprender  y olvidar todo el tiempo, porque eso no es como las carreras de antes que estudiabas  en libros de hace 50 años…

Una cosa estática y  en  algunos casos que se trasmitía de padres a hijos.
-Exactamente. Hoy la experiencia en muchos casos está resignificada. Por ejemplo en tareas  que se llaman community manager, la gente que en las empresas maneja las redes sociales. Hoy en eso la experiencia ya no sirve más. Sirve más el joven que aprendió  a usar lo que se está usando al que ya aprendió  5  métodos  de usar y está cansado de cambiar  cada vez que cambia Facebook  y que tiene que aprenderlo de vuelta.
En ese sentido estos chiquilines tienen que entender que tienen una gran ventaja por sobre  nuestra generación, en muchos sentidos; y parte de mi función es tratar  de contarles como era el mundo  cuando yo estaba en su lugar, y las oportunidades que yo hubiera aprovechado en su lugar. Aunque te sorprenda a la mayoría de los chiquilines les sorprende todo esto, que les cuente que no existía  You Toube, contarles que no teníamos una cámara en el teléfono.
Esto lo tenemos hoy a la mano, tenemos  la posibilidad de hacer nuestro propio medio, de ver una cosa insólita  y registrarla, y que eso salga en la tele.  Un poco trato de  empaparlos en eso, y motivarlos a que compartan  su ciudad.  Que entiendan que es responsabilidad de ellos,  que yo como montevideano, o el resto del país  que conozcamos qué es lo que pasa acá. Mostrar tanto la geografía como los hechos de las personas y  basados en que hay cracks en todos lados y que muchas cosas  que parecen cotidianas son hermosas de ver y de compartir.

Gracias a You Toube nos conocimos, dijo Austín Ferrando al encontrarse con Santiago Amuz, un jovencito mercedario que suele colgar videos en You Toube  que han sido levantados por “Tiranos Temblad”. No se conocían personalmente, y lo hicieron en oportunidad de esta charla.

En la foto: Santiago Amuz,  Fernanda Montoro, Agustín Ferrando, y Agustín Mañan, referente de los Centros MEC se Soriano.






Ya que estamos en medio de la campaña electoral te llevo al terreno político. Se ha dicho en esta campaña electoral que el Plan Ceibal ha fomentado idiotas informáticos. ¿Qué opinás de eso?
-Yo obviamente estoy mucho menos preparado  para hablar. Sé que la que lo dijo es una persona que estudia  niños…

¿Te lo planteo desde la experiencia de alguien que se maneja las herramientas que brinda la informática?
-Desde mi experiencia es todo lo contrario. Se confunde mucho lo que era la televisión con lo que es la computadora, con ese ese estado de hipnosis que te entra cuando estás  frente a la televisión y cambias de canal, con lo que es estar frente a la computadora, que es activo. Uno tiene que decidir todo el tiempo lo que  quiere ver, lo que quiere hacer. En ese  sentido yo lo considero un entrenamiento de la cabeza y una  apertura de las personas al mundo. 

Entiendo que si una persona pasa todo el día atrás de un aparato se está perdiendo una parte   importantísima de la vida. Pero no estoy de acuerdo con demonizar  las computadoras  e internet. Pienso que tienen cosas malas pero en su gran mayoría  son buenas,  y pienso que en los próximos años vamos  a empezar  a vivirlo en carne propia y que esta discusión no va a ser  necesaria tenerla. Van a estar las pruebas a la vista. Los niños que empiecen a tener 18 años y que  hayan tenido una computadora desde chicos y que manejen el lenguaje de programación, como nosotros manejamos el idioma español, y veamos qué es lo que va a cambiar en esa realidad.

Publicar un comentario