viernes, 25 de noviembre de 2011

“Por la causa de Soriano”  
Wilson Armas



Roberto Sari Torres

El diploma con el que lo distinguiré la Junta Departamenal  de Soriano será seguramente por toda una vida dedicada a un valioso quehacer cultural del Uruguay y de Soriano.

Wilson Armas, en una caricatura
realizada por  Hogue y publicada por
el diario El Día, en los años 80.
Muchos son los méritos y cualidades culturales del mercedario Wilson Armas, pero sin duda uno de los hitos vitales de su prontuario actoral es haber integrado el grupo humano fundador del legendario “Teatro del Pueblo” de Montevideo en 1938 bajo la dirección de Manuel Antonio Santamaría y Américo Mibelli, y tras un público “primer manifiesto”… “a los artistas y al publico”… Todo eso tan lejano ya que parece hoy formar parte de la leyenda, de los antiguos y mejores sueños manifestándose en la representación de la realidad o de lo subjetivo del espíritu. Luego en la literatura y en los talleres que va fundando, durante las ultimas tres quintas partes del siglo pasado y estos once años que van del Siglo XXI, el Sr. Armas Castro ha venido amojonando su transitar cultural por el tiempo; trabajosamente, modestamente, pero sin mengua de la prosodia y la calidad narrativa.
Por el Teatro del Pueblo paso la avanzada cultura de Latinoamérica y de Europa; actores, dramaturgos, escritores, músicos, poetas, pintores, etc. que junto con Wilson inspiraron y cimentaron una matriz cultural y creativa de nuevo cuño; de Paco Espínola a Idea Vilariño; de Serafín J. García a Atilio Rapat… Sobre el Teatro del Pueblo, junto a su amigo Américo Mibelli, Wilson escribe su primer libro “Las Dependencias del Teatro Independiente” en 1960 que, para un prontuario cultural del Uruguay sus actores escribieron : “que a nuestro llamado acudían no solo personalidades sólidas, sino también postulantes tránsfugas de la escena comercial, paranoicos de las candilejas, politiqueros del teatro o insidiosos ambiciosos de direcciones vacantes”. Notables palabras para definir un momento peculiar en la historia de la dramaturgia nacional.
Agarró para la literatura-(la narrativa y la poesía)-con cuentos publicados en México y en Moscú. En 1986 publica su primer libro de cuentos: “Cuentos de atardecer”, iniciando así una proficua saga de libros, siendo el ultimo de ellos publicados-(hasta ahora)-“Memorias protagónicas”, del año 2009. Ha fundado y dirigido varias cosas valiosas para el acervo intrínseco sorianense y mercedario; AES (Asociación de Escritores de Soriano), el grupo de Teatro Hum Bral; a varios talleres de teatro y literatura, como el taller literario, “Al pie de la letra”, el que hasta hoy dirige.
Por ello Wilson Armas es un empecinado actor cultural; creador de calidad para una identidad del imaginario y realismo sorianense; como un álter ego de un cierto espíritu general, suponiendo que el mismo se pudiera identificar, existir y/o caracterizar más allá de toda y cualquier contradicción.
Wilson ha pasado 73 años de sus 93 de vida que tiene -y pese a su progresiva ceguera-poniéndose en cada uno de sus gestas creadoras de arte y cultura, el rastro intangible contenido como ideal en las entrelineas del “Manifiesto” de 1938, dirigiendo “a los artistas y al publico”. Inmarcesiblemente toda su gesta intelectual ha sido (como interpretación del avatar del escritor) “por la causa de Soriano”. Pero con el diploma “POR LA CAUSA DE SORIANO”, con el que la Junta Departamental  de Soriano distinguirá a Wilson Arma, hay implícito un gesto de grandeza del Legislativo sorianense y el honor del pueblo por contarlo entre los suyos, tal como es y ha sido; como vecino, como ciudadano, como escritor, como interprete de ficciones e imaginarios que lo seducen sobre el realismo de su existir y condición.
Publicar un comentario