viernes, 13 de julio de 2012

MARIA EUGENIA
VAZ FERREIRA





Ángel Juárez Masares


A 137 años del nacimiento de una mujer demasiado rebelde para su tiempo


María Eugenia Vaz Ferreira nació en Montevideo el 13 de julio de 1875, y falleció el 20 de mayo de1924. Profesora y poetisa, fue designada para dictar la Cátedra de Literatura en la Universidad de Mujeres. Su salud fue precaria y antes de morirse, perdió la razón.
Fue una contemporánea de Delmira Agustini y de Julio Herrera y Reissig, que falleció antes de ver publicada su obra. Los dos volúmenes, La isla de los canticos (cuarenta poemas y uno más) y La otra isla de los canticos (con los manuscritos inéditos), fueron publicados por su hermano Carlos después de su muerte.
María Eugenia escribió poemas emotivos que hablan de la pasión, de la muerte, de la esperanza, y de los misterios del amor y la existencia.
Rebelde desde su juventud, escribió y vivió a su gusto y capricho. Era una mujer muy segura de sí misma y poseedora de un talento único, tanto para las letras como para la música. Extravagante al máximo en su forma de ser, no hubo hombre que la hiciera feliz y a ninguno se le rindió. Prefirió regresar a la “propicia tierra” con “la virginidad de las estatuas”.
Tuvo que trabajar por necesidad y se ganó la vida escribiendo y enseñando. Fue una mujer de carácter sumamente fuerte y a la vez alegre. Dicen que mientras ejerció el profesorado se burlaba hasta de las otras maestras, no por razones profesionales, sino por cosas que sólo se pueden considerar de muchachos. En las fiestas era un verdadero peligro. Como era una de las personas más jocosas de aquel Montevideo, si el chiste se elevaba a la poesía, le hacía pasar una pena a cualquiera. Pocos años antes de morir perdió la razón; su salud física y psíquica fue en progresivo deterioro hasta llegar a un estado deplorable antes de su muerte.
Publicar un comentario