miércoles, 29 de agosto de 2012


Dos restauradoras afirman que "hay posibilidades" de recuperar al Ecce Homo

 

 

Evaluaron la pintura y dijeron estar "bastante contentas con las primeras impresiones" obtenidas. De todos modos, aclararon que hay que esperar los resultados de los análisis químicos realizados a la obra.
 
No todo está perdido para el “célebre” Ecce Homo. Dos expertas analizaron hoy la obra pintada en uno de los muros de la iglesia del Santuario de Misericordia de Borja --que fue “destrozada” por una anciana de 81 años que intentó restaurarla por su cuenta— y se mostraron confiadas en poder recuperarla.
“Hay posibilidades”, dijeron –escuetas- Encarnación Ripollés y Mercedes Núñez, dos restauradoras convocadas por el alcalde de Borja para estudiar la pintura y evaluar si es factible devolverle su estado original. Las expertas contaron que hablaron por teléfono con Cecilia Giménez, la mujer de 81 años que “destruyó” sin querer la obra, para preguntarle qué tipo de pintura y herramientas había utilizado. Y detallaron que la anciana les confirmó que había usado una pintura “al óleo”, lo que posibilitaría su recuperación.
Si bien las mujeres se mostraron esperanzadas en poder hacer algo por el maltrecho Ecce Homo (casi cualquier cosa que le hagan quedará mejor que el rostro que le “pintó” la anciana), explicaron que tendrán un informe completo del estado de la pintura y de las posibilidades de su restauración en los próximos días, cuando tengan los resultados de los análisis químicos realizados a la obra.
"Hemos visto lo que teníamos que ver", dijeron las restauradoras. Y destacaron que quedaron “bastante contentas” con las “primeras impresiones" que se llevaron del santuario de Borja.
Por su parte, el alcalde de Borja, Francisco Miguel Arilla, señaló que –hasta que las restauradoras tengan un informe sobre las posibilidades de restauración de la obra- no tomará ninguna decisión sobre el futuro del Ecce Homo.
Durante esta semana se espera la llegada de un segundo equipo de restauradores, esta vez del Gobierno de Aragón, para hacer otro estudio de la intervención y ofrecer posibles soluciones.
Mientras los expertos estudian la obra, la Asociación de Vecinos Santuario de Misericordia de Borja le brindó "todo el apoyo y reconocimiento" a Cecilia Giménez y  le pidió al Ayuntamiento "que mantenga la pintura del Ecce Homo en el estado actual". También se están juntando firmas por Internet para que la pintura quede tal como está. Es que –desde que fue “reinterpretado” por Giménez- la figura del Cristo de Borja dio la vuelta al mundo y se convirtió en un fenómeno de culto: miles de “versiones” del Ecce Homo coparon las redes sociales y cientos de personas hacen cola en la iglesia de Borja para fotografiarse con la obra.
 
Extraído de: http://www.clarin.com
Publicar un comentario