viernes, 31 de agosto de 2012


Sitios perdidos en la ciudad

 

 
  • Proyecto ganador de los Fondos Concursables para la Cultura promueve rescatar lugares y edificios que forman parte del patrimonio colectivo.
 
 
Aldo Roque Difilippo
 
El Ministro de Educación y Cultura Dr. Ricardo Ehrlich, homologó el fallo de los Jurados que actuaron en la selección de los Proyectos de la Convocatoria 2012  de los Fondos Concursables para la Cultura. En total fueron 115 los proyectos seleccionados,  uno de ellos fue el  denominado “Sitios perdidos en la ciudad” del mercedario Aparicio Arcaus.
En diálogo con HUM BRAL, Arcaus explicó  las motivaciones y el alcance del proyecto, que insumirá un año de trabajo y pretende rescatar aquellos sitios, lugares o edificios que forman parte del patrimonio de la ciudad y que muchas veces pasan desapercibidos.
 
¿De que trata la propuesta?
-Trata de relevar  lugares dentro de la planta urbana de Mercedes que  están un poco perdidos en la memoria colectiva. Lugares que  algunos existen, están visibles, todavía quedan restos,  y otros  que  existieron y que ya no están mas. La idea es relevarlos, posicionarlos  en el territorio, ver dónde estaban, investigar, ver la mayor cantidad de información posible  sobre ellos.

¿Estamos hablando de edificios o también lugares geográficos?
-Básicamente edificios. Lugares asociados con la arquitectura, pero también lugares que refieren a memoria como sitios de importancia. Por ejemplo los lugares del cruce de las balsas. Que si bien no tienen una materialidad concreta, pero que están en la memoria colectiva de la sociedad.
Posicionarlos en el territorio para después generar un producto final cuyo soporte sea una página web, en la cual se va a trabajar en base a un mapa de la ciudad y que va a posicionar cada uno de esos lugares, y a medida que  cada uno se para en esos puntitos se van desplegando toda la información que se pueda  obtener: fotos antiguas y actuales,  información documental, crónicas de la época si hay, relatos  orales, que son una cosa que me parecen interesantes, entrar a buscar gente de edad avanzada que pueda relatar  sobre  determinado lugar o sobre la ciudad  en si.  Entonces que no se pierda esa memoria oral,  que si se pierde no se recupera más.
Para mi lo que más me interesa es rescatar aquellos lugares que no son los clásicos de cuando uno abre un folleto turistico...

No es solamente la Catedral, las casas de Matosas…
-Justamente. Lugarcitos como por ejemplo un ranchito que hay en calles Pedro González y Giménez, y que simboliza la forma de construir de mediados del Siglo XIX. Eso también es patrimonio, identidad, memoria. A esos tipos de lugares son los que apunto con el proyecto, a  rescatar lo que todavía hoy existen. Ese tipo de construcciones que  muestran una forma de hacer, una forma de trabajar que tenia la sociedad de esa época.
 
El plazo de ejecución es de un año pero ¿en qué tiempo ese trabajo podrá estar disponible para el público?
-La idea es llegar al  fin de ese año ya con la página web pronta. Cerramos el proyecto y está el producto final. Después veremos el impacto que tenga. Yo espero que lo tenga y que se pueda seguir trabajando, porque si bien es un proyecto que lo cerramos en un año, queda completamente abierto. La idea es que la gente se apropie de eso y aporte. Que diga mirá que en tal lugar hay tal cosa, y lo integramos. La idea es que quede funcionando así, y  que se pueda seguir trabajando.
 
La grua del antiguo puerto de Mercedes, y el cruce de las balsas, dos  referencias históricas que  pese al tiempo transcurrido aún permanecen los  relatos orales de la ciudad.


 

 

 
 
Publicar un comentario