viernes, 2 de noviembre de 2012


Frescos de Capilla Sixtina cumplen 500 años en medio de riesgo de deterioro



Calor corporal y aliento de 20.000 visitantes diarios, además del polvo, amenazan los frescos que este miércoles están de aniversario. Autoridades evalúan disminuir número de visitas




Los frescos que el genio renacentista Miguel Ángel pintó en la Capilla Sixtina están a punto de cumplir 500 años, y según afirma el director de los Museos Vaticanos, corren peligro.
El calor corporal y el aliento de los aproximadamente 20.000 visitantes diarios, además del polvo, son una grave amenaza para los frescos, que el miércoles celebran su redondo cumpleaños.
Según Antonio Paolocci, director de los museos, el delicado estado de los frescos más famosos del mundo hace necesaria la instalación de un nuevo filtro en la capilla o la reducción del número de visitantes.
Anualmente, unos cinco millones de turistas pasan por la Capilla Sixtina. Quienes visitan la Ciudad Eterna aprovechan también para ver el lugar donde son elegidos los papas y donde Miguel Ángel dejó una de sus obras maestras.
En cuatro años (1508-1512), el artista pintó para el papa Julio II los frescos de la bóveda y, después, el monumental mural de “El juicio final” para la pared del altar.
Las partículas dañinas que trae consigo cada visitante amenazan el microclima de este lugar de una herencia cultural única, dijo Paolucci al diario “La Repubblica”.
“Antes del año que viene tendría que instalarse una nueva tecnología, pues de lo contrario habrá que pensar en soluciones drásticas que reducirán el acceso”, declaró. Según el director de los museos, el actual sistema de filtros está sobrecargado.
La solución pasaría por mejorar la ventilación en la capilla, estabilizar la temperatura y reducir el polvo que llevan consigo los turistas. Los frescos fueron restaurados en los años 80. Tras su limpieza, muchos consideraron que los colores actuales resultan demasiado estridentes.


Extraído de: http://elcomercio.pe
Publicar un comentario