viernes, 25 de enero de 2013


Un error de traducción: 
"no promuevo clonar neandertales"



El científico estadounidense que según la revista inglesa Daily Mail buscaba una mujer “que quiera dar a luz a un Neandertal” ha negado tal propósito y ha explicado que el malentendido se ha debido a un error de traducción de los periodistas de habla inglesa que tomaron una entrevista suya en alemán. "Solo dije que si es técnicamente posible a futuro, necesitamos hablarlo hoy", afirmó el genetista George M. Church.
“Un genetista del prestigioso centro de estudios cree que la inteligencia superior de esta especie puede aportar nuevas miradas a situaciones complejas para la humanidad”. Afirmaba la revista inglesa que daba por hecho que se buscaba una madre para dar a luz a un clonado “bebé de las cavernas”.

El científico de Estados Unidos ha salido a desmentir tales afirmaciones después de que varios medios escribieran acerca de cómo el experto se encontraba buscando a una mujer para que fuera la madre de un clon de una especie de ser humano que vivió hace 33.000 años. George M. Crouch cree que se trata de un error de traducción de una entrevista que hizo al diario alemán Der Spiegel.

"Estoy seguro de que no estoy promoviendo el clonar neandertales" señaló Church al The Boston Herald. "Solo dije que si es técnicamente posible a futuro, necesitamos hablarlo hoy". Church había trabajado en la genética para “mejorar la salud, no en reproducir seres humanos prehistóricos”, y afirmó que prefería usar el malentendido como un "momento educacional para hablar del periodismo y la tecnología".

El hombre de Neandertal (Homo neanderthalensis) es una especie extinta del género Homo que habitó Europa y partes de Asia occidental desde hace 230 000 hasta 28 000 años atrás, durante el Pleistoceno medio y superior y culturalmente integrada en el Paleolítico medio. En un período de aproximadamente 5000 años se cree que convivió paralelamente en los mismos territorios europeos con el Hombre de Cro-Magnon, los primeros hombres modernos en Europa.

Extraído de: http://www.espectador.com 
Publicar un comentario