viernes, 1 de febrero de 2013



Intelectuales afirman que "Europa se está muriendo"



El “Manifiesto por la Unión”, que acaba de firmar un grupo de intelectuales europeos, asegura que “Europa no está en crisis sino que se está muriendo”, estragada por “el cinismo, el populismo y el chauvinismo rampante” de la que han hecho gala durante años la clase política continental, los empresarios que la sostienen y muchos ciudadanos que todavía mantienen sus privilegios.
Entre los firmantes están la búlgara-francesa Julia Kristeva, el italiano Umberto Eco, el anglo-paquistaní Salman Rushdie, el francés Bernard-Henry Lévy, el español Juan Luis Cebrián, el alemán Hans Christoph Buch, el húngaro Gyorgy Konrad, el greco-francés Vassili Alexakis, el italiano Claudio Magris, el español Fernando Savater, el portugués Antonio Lobo Antunes y el alemán Peter Schneider, entre otros.
Alarmados por la situación sociopolítica del continente y frente a la inacción o al ensimismamiento de muchos de sus colegas, este grupo -que recuerda vagamente al mítico documento firmado en París durante los `60 a causa de la guerra de Argelia- decidió reunirse y publicar el manifiesto en el diario El País de Madrid, epicentro de una situación crítica fenomenal.
La Europa actual, “se deshace en Atenas, una de sus cunas, en medio de la indiferencia y el cinismo de sus naciones hermanas: hubo un tiempo, el del movimiento filohelénico de principios del siglo XIX (...) en el que todos los artistas, poetas, grandes mentes de Europa, volaban en su auxilio y militaban en favor de su libertad”.
“Hoy estamos lejos de eso; y da la impresión de que los herederos de aquellos grandes europeos, mientras los helenos libran una nueva batalla contra otra forma de decadencia y sujeción, no tienen nada mejor que hacer que reprenderles, estigmatizarlos, despreciarlos y -con el plan de rigor impuesto como programa de austeridad, que se les conmina a seguir- despojarles del principio de soberanía que, hace tanto tiempo, inventaron ellos mismos”, dice el documento que será presentado el lunes próximo en París.
"Europa no está en crisis, está muriéndose. No Europa como territorio, naturalmente. Sino Europa como Idea. Europa como sueño y como proyecto", subraya el grupo de escritores, ensayistas, semiólogos, etcétera, testigos de cómo durante los últimos veinte años, la socialdemocracia, para aplastar el crecimiento homeopático de la derecha, arriaba sus banderas y hasta financiaba a la ultraderecha, que hoy es una de las fuerzas más poderosas del Viejo Mundo.
  
Así las cosas, dicen, “ya no queda otra opción: o la unión política o la muerte. Una muerte que podría adoptar muchas formas y dar varios rodeos”. Si no se hace algo, “Europa saldrá de la historia, desaparecerá”.


Publicar un comentario