viernes, 15 de marzo de 2013


Editores en busca 
de lectores





Chris McVeigh, un analista especializado en asesorar a las empresas tecnológicas y a los medios de comunicación sobre las oportunidades existentes en el sector editorial, afirma que "es la primera vez desde hace más de doscientos años que los editores tienen la oportunidad de tratar directamente con sus clientes" en un artículo publicado en Futurebook, en el que explica los pasos que debe dar este sector si quiere aumentar o asentar la relación con sus clientes.

Hasta hace relativamente poco tiempo, los editores no mantenían ninguna relación con sus lectores. Pero con el aumento de las ventas online de libros electrónicos y la distribución digital, todo ha cambiado. Por tanto, la pregunta que surge inevitablemente –asegura McVeigh– es saber qué deberían hacer los editores en estos momentos para restablecer su relación con los lectores y asegurarse un futuro en este nuevo panorama empresarial.

McVeigh tiene claro que es prácticamente imposible que cualquier editor tradicional cree una plataforma comercial que rivalice con gigantes como Amazon o iTunes. Pero aún así asegura que no es un momento para rendirse. Está convencido de que todavía existen muchas oportunidades para que los editores encuentren la forma de relacionarse con sus clientes y que sus negocios evolucionen. Entre las estrategias destaca: crear algo que atraiga a los clientes, e ir a aquellos espacios en los que ya se encuentran.

Esto no quiere decir, explica McVeigh, que los editores deban crear sus propios espacios y sean los dueños de los medios de distribución, sino que deben centrarse en la utilización de los big data y en la especialización en mercados verticales, es decir, los que se definen por el tipo de cliente. Segmentar los clientes en categorías más pequeñas y más manejables, aumenta la focalización y efectividad de cualquier campaña de marketing.

Algunos editores con visión de futuro ya han empezado a segmentar sus listas en mercados verticales claramente definidos, por lo que el siguiente paso, continúa este analista, es dirigirse a los consumidores. Para ello –explica–, es necesario contar con ciertas estrategias y aprovecharse de técnicas de marketing como el SEO o la gestión de medios sociales.

Aquellos editores que dominen estas habilidades, asegura McVeigh serán capaces de estar allí donde se encuentra el público objetivo, podrán posicionar sus páginas web, comunidades y campañas de social media en los lugares correctos, lo que supone, añade, tener ganada la mitad de la batalla. En definitiva –concluye–, es necesario que sepan cómo se mueve la gente por la red y aprovechar este conocimiento para empezar a construir una relación directa con sus lectores.

Extraído de: http://www.estandarte.com/
Publicar un comentario