sábado, 24 de mayo de 2014

La eterna memoria de las bibliotecas: tesoros manuscritos de la literatura inglesa a un click de distancia


La British Library acaba de reunir en su plataforma online cartas, manuscritos originales, diarios privados, crónicas de época e ilustraciones. Más de mil doscientas piezas conforman Discovering Literature: Romantics and Victorians, que se propone inspirar a futuros lectores poniéndolos en contacto con los grandes clásicos.


La Biblioteca Británica puso a disposición la descarga online y gratuita de lo que llama sus “mejores tesoros literarios”, una colección de 1.200 manuscritos originales, primeras ediciones, ilustraciones y cartas de autores como Charles Dickens, Keats, Oscar Wilde, Jane Austen y las hermanas Brontë que ahora están a un click de distancia.
El objetivo de subir a las grandes firmas de la literatura romántica y victoriana es acercar sus obras a los usuarios y hacer que esos autores resulten más accesibles y cercanos.
Entre los ejemplos, está el manuscrito y la primera edición de la obra teatral “La importancia de llamarse Ernesto”, de Wilde y de Dickens los usuarios podrán ver el manuscrito del prólogo de “Oliver Twist” y una primera edición de “Un cuento de Navidad” con grabados de escena.
En el portal también están las anotaciones a mano de Jane Austen sobre lo que pensaban de ella y de su obra como el debate entre sus parientes sobre cuál de sus novelas era la mejor y el comentario de uno de sus colegas que le dijo: “`Orgullo y Prejuicio` es una completa sandez”.
También se encuentra el manuscrito de “Jane Eyre”, de Charlotte Brontë, además de cuadernos donde, por ejemplo, en 1826 escribió un relato corto ilustrado con dibujos para su hermana pequeña Anne.
Otra libreta a un click es la del pintor y el poeta romántico William Blake, donde dibujaba sus bocetos previos o escribía los primeros borradores de sus poemas.
Según la secretaria británica de Educación, Elizabeth Truss, este proyecto con los fondos de la biblioteca al que todos pueden acceder desde www.bl.uk, tiene como fin alentar a que la gente “descubra el amor por la literatura”.
Jacques Lacan decía que sin la reina Victoria no hubiese existido el psicoanálisis. Bajo su extensa monarquía, buena parte del siglo XIX, asomó una férrea moral puritana que reprimió el deseo. El resto lo hizo Freud. No fue su único legado. En esos años de asentamiento del imperio británico -posteriores a la revolución industrial- nacieron en la literatura las fiebres del romanticismo y las fantasías eróticas y los horrores del gótico. De Lord Byron a Percy B. Shelley, de William Wordsworth a John Keats, de Lord Tennyson a Charles Dickens, de William Blake a las hermanas Brontë.
British Library acaba de reunir en su plataforma online cartas, manuscritos originales, diarios privados, crónicas de época e ilustraciones de ese período. Más de mil doscientas piezas conforman Discovering Literature: Romantics and Victorians, que se propone inspirar a futuros lectores poniéndolos en contacto con los grandes clásicos.
Cuando la especie humana se extinga -soñó Borges-, la biblioteca perdurará, infinita y perfecta. Será la vana memoria de los hombres..



Extraído de:  http://www.diariodecultura.com.ar/
Publicar un comentario