sábado, 9 de agosto de 2014

POESÍA DE TODAS PARTES


Oliverio Girondo
Buenos Aires, Argentina – 1891 - 1967
12

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehúyen, se evaden y se entregan.

Espantapájaros (al alcance de todos) (1932)


 -----------------------------------------



Wu Kieng 

China- Siglo XIX

Tormenta


Maldije la lluvia que, azotando mi techo,
No me dejaba dormir.
Maldije al viento que me robaba las flores de mis jardines.
Pero tú llegaste y alabé a la lluvia.
La alabé cuando te quitaste la túnica empapada.
Pero tú llegaste y alabé al viento,
Lo alabé porque apagó la lámpara.
                                                                         

  del francés por Alvaro Yunque


 ----------------------------------------- 


Wu Tsao
China – S. XIX
Para la cortesana Chi’ng Lin

Sobre tu esbelto cuerpo
repiquetean los adornos de jade y de coral de tu cinturón
como una compañía celestial que viene
del verde Paraíso Celestial de Jade.
Una sonrisa tuya cuando nos encontramos
y yo me vuelvo muda y olvido las palabras
tantas horas has recogido flores y
te has inclinado sobre los bambúes
tus verdes envolturas
crecían verdes en el abandonado valle
puedo imaginarte una joven sola
abrigando secretos pensamientos.
Tú brillas intensamente como una lámpara perfumada
entre las sombras circundantes.
Jugamos juegos del vino
y una a la otra nos recitamos poemas
entonces cantaste "El que recuerda el sur del río"
con esos versos que rompen el corazón.
Luego una a la otra nos pintamos hermosas cejas.
Quiero poseerte por completo
tu cuerpo de jade
y tu corazón prometido
es primavera
vastas brumas cubren los Cinco Lagos
Mi querida, déjame comprar un bote rojo
y llevarte lejos

 -----------------------------------------



Yanis Yfandís
Grecia - 1949
El secreto del paraiso perdido de los poetas

Debemos
encontrar otra vez
el nombre de las cosas.
Sin llamarlas por sus nombres
no esperemos que las cosas nos escuchen
no esperemos que nos obedezcan.

Horacio Castillo - "Poesía Griega Moderna"- Publicado por el Instituto Griego de Cultura, 1997.


-----------------------------------------


Van Hanh
Vietnam -  ¿ -1018
El cuerpo del hombre

El cuerpo del hombre es como un pestañeo de relámpago
que existe sólo para regresar a la Nada,
como el brote de primavera que marchita en otoño.
No gastes pensamiento en el proceso, ya que no tiene propósito,
viniendo y yéndose como el rocío.







(*) Poemas extraídos de la revista Isla Negra
Publicar un comentario