sábado, 3 de octubre de 2015

Van Gogh | Iglesia de Auvers

Van Gogh | Iglesia de Auvers
Van Gogh | Iglesia de Auvers | Vincent Van Gogh nace en Groot Zundert en el norte del Brabante holandés, el 30 de marzo de 1853 y fallece en 1890
Hijo primogénito del pastor protestante Theodorus Van Gogh y Anna Carbentus.
Cuando tenía once años empezó a ir a la escuela y así continuó hasta los dieciséis
que tuvo que buscar un trabajo. Un tío suyo se lo facilitó en una empresa de comerciantes de arte y editores de láminas, de la cual era socio, la Goupil &Cíe. Tres años después se fue a Londres, para aprender inglés y a los dos años se fue a París. También hizo de ayudante de predicador y ahí comenzó a dibujar.
Las cartas que envió a su hermano Theo hasta el final de su vida, dan la clave de su pensamiento y sus anhelos, así como de las obras que pintó.
En el subjetivismo inconsciente están nuestras emociones que nos llevarán a una interpretación muy personal de lo observado sin que nos demos cuenta de ello hasta que tengamos terminado el trabajo. El subjetivismo consciente nos lleva a desarrollar una manera de interpretar la forma, el color y los contrastes de una manera premeditada para crear unos efectos previstos y deseados para mostrar nuestra manera particular de hacer. En esta pintura podemos comprobar la importante diferencia entre la foto y la pintura tanto en forma como en color. El resultado de esta obra ¿es producto del subjetivismo consciente o inconsciente?
Van Gogh iglesia Auvers
El cielo azul ultramar contrasta con los colores naranja del camino por complementarios y este naranja armoniza con la gama de amarillos y marrones del suelo así como los de la iglesia.
La iglesia produce la sensación de que está en fuerte vibración de manera que las líneas que deberían ser rectas están onduladas. El tejado rojo es que está ardiendo. Toda la estructura está ligeramente inclinada a la izquierda ¿Qué está pasando dentro de la iglesia? El cielo plomizo está que parece de noche pero es de día y el sol debe estar alto dada la sombra proyectada de la iglesia.
Van Gogh iglesia Auvers 2
Los triángulos componen la iglesia y su sombra. La composición formada por dos triángulos isósceles, opuestos uno respecto del otro crea la sensación de grandiosidad, por tanto es algo grandioso lo que está pasando en esa iglesia. Los triángulos de los tejados son propios de la iglesia, reales, pero estos fueron pensados y realizados por el arquitecto.
Van Gogh iglesia Auvers 3
Algunos dicen que pocos días después de terminar esta obra fue cuando se suicidó ¿o no se suicidó? pues hay voces que dicen que realmente fue una muerte involuntaria perpetrada por unos jóvenes que andaban jugando con una arma cerca del lugar por donde Vincent paseaba. Más misterio para la existencia de este pintor maldito que no vendió un cuadro en vida y ahora se cotizan por millones de euros en las subastas.

Extraído de: http://www.curiosidario.es/
Publicar un comentario