viernes, 23 de noviembre de 2012

Apuntes de pintura


Los cuadros de Leonardo


  Ángel Juárez Masares



Bernard Berenson, en la última edición de su clásica obra sobre Los pintores italianos del Renacimiento, admite como trabajos auténticos de Leonardo Da Vinci dos pinturas murales: La última cena, en el refectorio del convento de Santa María de las Gracias, y Árboles y nudos, en el techo de la Sala delle Asse (Sala de las Maderas), en el Castello Sforzesco, ambos en Milán, y quince cuadros al óleo pintados sobre tabla: en el Museo del Louvre de París, La Gioconda, La Virgen de las Rocas (pintado en 1483 y trasladado de tabla a tela hacia 1.800), La Virgen, Santa Ana y el Niño (inconcluso), La Belle Ferronnière, o La Bella de la Cinta (se ha creído que fuera retrato de “La Belle Ferronnière”, la amante de Francisco I, y antes se creyó que fuese retrato de Lucrezia Crivelli, la amante de Ludovico el Moro; el primero que atribuyó la obra a Leonardo fue Waagen, en 1839; Frizzoni, en 1894 se la atribuyó a Giovanni Antonio Boltraffio (1467-1516); Berenson, después de dudar mucho, ha acabado por aceptar la atribución a Leonardo, como Adolfo Venturi, Luca Beltrami, y Sir Charles Holmes. San Juan Bautista (la última obra del Maestro), y La Anunciación (según Berenson, comenzado por Leonardo, continuado por Lorenzo Di Credi -1456-1537- y retocado por Leonardo. El primero que lo atribuyó a Leonardo fue el barón Liphart, antes, Maud Cruttwell se lo había atribuido a Verrochio, y Giovanni Morelli a Ridolfo Ghirlandaio; en Florencia en la Galería de los Oficios (…Uffizi), La Adoración de los Reyes Magos (comenzado en 1481 y nunca terminado), La Anunciación, y el ángel situado a la izquierda, parte del paisaje y parte del Cristo, en el Bautismo de su maestro Andrea Verrochio (1435-1488); en Milán, en la Biblioteca Ambrosiana, El Busto de músico, la obra mejor conservada de Leonardo (inconcluso); en la Pinacoteca del Vaticano, San Jerónimo Penitente (inconcluso); en Viena, en la Galería Liechtenstein, el Retrato de Ginevra dei Benci (que estuvo atribuido a Lorenzo de Credi); en el Museo de Munich, una Madonna (La Virgen del Clavel); en la Galería Czartorsky de Cracovia, La Dama de la Comadreja (o del armiño), probablemente retrato de Cecilia Gallerani, amante de Ludovico el Moro; en el Museo de Leningrado, La Madonna Benois, trasladada de tabla a lienzo (se copió, o imitó muchas veces).

Son quizá de Leonardo -según Berenson- Los Donadores (Ludovico Sforza y su familia), En la Crucifixión, pintura mural en Santa María de las Gracias, en Milán (actualmente apenas se distinguen las siluetas), y La Madonna Litta, óleo inconcluso que ha sido muy imitado (Morelli se lo atribuía a Bernardino de Conti, pero de este pintor hay una versión muy diferente en el Museo Poldi-Pezzoli de Milán): se halla en el Museo de Leningrado.
La Virgen de las Rocas, de la galería Nacional de Londres, Berenson la considera trabajo de Ambrogio de Predis, hecha bajo la dirección del Maestro. En la Burlington House de Londres se conserva el gran cartón o esbozo de la Virgen, Santa Ana, y el Niño. La Leda, de la colección John G. Johnson, en Filadelfia, es copia de cuadro o cartón original de Leonardo, que despareció, tal vez el copista fuera Cesare da Sesto. Otra copia de autor desconocido se halla en la Galería Borghese, de Roma, otra en poder de la Condesa Galotti, también en Roma, y otra Leda –algo diferente- en el Museo Provincial de Hanover.
El Perfil de Dama Joven, que se supuso fuese retrato de Beatriz de Este, o de Bianca María Sforza, y que se conserva en la Ambrosiana de Milán, Berenson se lo atribuye a Ambrogio de Predis.
Entre los dibujos, cree auténtico el llamado Autorretrato, y lo fecha entre 1510 y 1513; igualmente la Cabeza de Cristo -1495- en la Pinacoteca de Brera, Milán.
Aunque de las esculturas de Leonardo no se conserva ninguna indiscutiblemente auténtica, Goldscheider cree que procede de su taller el Caballo con Jinete, en bronce -1506-1508- que se conserva en el Museo de Budapest.
Son del taller de Verrochio –y se han atribuido a Leonardo- La Dama con Prímulas, mármol, 1478-1480 que se conserva en el Museo del Bargello, en Florencia, y la Virgen con el Niño sonriente, en terracota 1475-1478, en el Museo de Victoria y Alberto, en Londres. También se ha supuesto que Leonardo colaboró en la Escena de Batalla, en terracota, de Gian Franco Rustici, que se encuentra en el Bargello.                                                                                                    
Publicar un comentario