sábado, 19 de enero de 2013


Un genio joven que no quiso para sí el estigma de criminal


Tras luchar con una acusación penal por difundir unos artículos digitales, Aaron Swartz se quitó la vida el viernes en un caso que salpica a los fiscales y al MIT.



Aaron Swartz  
Aaron Swartz logró mucho en pocos años. Además de crear los fundamentos del RSS y construir lo que luego se transformaría en el exitoso sitio Reddit, Swartz era, antes que un niño prodigio, un activista digital.Gran defensor del código abierto y el software libre, el año pasado se destacó tras fundar Demand Progress, una organización que ayudó a crear conciencia sobre el proyecto de ley Stop Online Piracy Act, también conocida como SOPA. Luego de una gran movilización, por parte de usuarios, sitios y organizaciones como la de Swartz, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes decidió posponer el proyecto.Mucho antes, Swartz colaboró con la elaboración de la estructura de Creative Commons, una asociación que creó un nuevo formato de derechos de autor más acorde a los tiempos de Internet y que hoy en día utilizan sitios desde Wikipedia hasta Al Jazeera.Sin embargo, sus ideologías –entre ellas la liberación de la cultura y la difusión gratuita del conocimiento– entraron en conflicto directo con las leyes estadounidenses.Con 26 años fue encontrado sin vida en Nueva York, tras dos años de ser perseguido y acusado por la justicia estadounidense luego de bajar en masa millones de artículos académicos del sitio JSTOR, un servicio de distribución de revistas científicas, a través de la red del Massachusetts Institute of Technology (MIT).Swartz fue acusado en 2011 por fraude digital, entre otros cargos. Si bien JSTOR decidió abandonar la demanda, MIT no se alineó públicamente en esa decisión y el gobierno decidió proseguir con el caso.La fiscalía esperaba comenzar con el juicio este año. Las posibles penas a las que podría ser sentenciado el activista ascendían hasta 35 años en prisión y un millón de dólares en multas.La gravedad de estos castigos –para muchos desproporcionados– y la falta de confirmación de MIT fue motivo de gran especulación y controversia. Y a pesar de que en su decisión se encuentran muchas interpretaciones –Swartz era abiertamente depresivo y había escrito en su blog sobre esto–, su familia encontró en las acusaciones la razón de su suicidio.“La muerte de Aaron no es solo una tragedia personal. Es el producto de la intimidación por parte de la justicia criminal y la extralimitación de la fiscalía”, que estableció una serie de penas para “castigar tras un supuesto crimen que no tuvo víctimas”, dijeron en un comunicado oficial.La muerte de Swartz sucedió el viernes, pero los comentarios de colegas y amigos no han dejado de difundirse a través de internet. Lawrence Lessig, activista, académico y creador del concepto de “cultura libre” tal vez sea el más consonante de ellos no sólo por ser amigo y colaborador, sino por su rol en el caso.Lessig intentó ayudar a Swartz como abogado, hasta que su propio trabajo en Harvard se lo imposibilitó. En un comunicado en su blog, el académico no justifica el error de Swartz, sin embargo sí rechaza sus medios y las desproporcionadas penas a las que se podría haber sometido. “Aaron puso a Aaron en este lugar”, dijo, “Si el gobierno tiene razón en sus acusaciones, entonces lo que hizo está mal. Si no legalmente mal, al menos moralmente mal”, afirmó.Swartz, con la información que descargó jamás pretendía conseguir un lucro sino que se trató de un medio para otro tipo de fin más alineado con su ideología: la distribución gratuita del conocimiento. “Las causas por las que Aaron luchaba son mías también. Pero, mientras respeto los que estarán en desacuerdo mío en esto, sus medios no son los míos”, dijo Lessig.El rol de MIT en la demanda y la muerte de Swartz es algo que la institución pretende investigar. Leo Rafael Reif, presidente de la universidad emitió un comunicado el sábado, anunciando que encargaría al profesor Hal Abelson –co-fundador de Creative Commons junto a Lessig y miembro de Free Software Foundation– para que lidere la investigación sobre la implicación de MIT en el caso. “Ahora es el momento para que todos los involucrados reflexionen sobre sus acciones, y eso incluye a todos aquí en MIT”, dijo en su comunicado.Poco después de publicado este comunicado en el sitio de la universidad, Anonymous se hizo eco de la muerte del programador y hackeó su portada para hacerle un debido tributo. “La situación en la que Aaron se encontró enfatiza la injusticia de la leyes norteamericanas que regulan los crímenes digitales”, afirmó el colectivo. “Las acciones de Aaron fueron sin lugar a dudas formas de activismo político, y tuvo consecuencias trágicas”, concluyeron.Anonymous también pidió por un aprendizaje y reformas tras este caso. “Reclamamos que esta tragedia sea la base para reformar los derechos de autor y las leyes de propiedad intelectual, retornando a los principios del bien común de la mayoría, en lugar de la ganancia privada de unos pocos”, denunció el grupo.Muchos de los autores de los artículos que fueron descargados por Swartz homenajearon al activista liberando sus investigaciones totalmente gratis, utilizando el hashtag #pdftribute.Sin embargo uno de los mayores tributos debe venir del mismo creador del World Wide Web, Tim Berners-Lee, que dijo en Twitter: “caminantes de este mundo loco, hemos perdido un mentor, un viejo sabio. Hackers por derecho, hemos perdido a uno de los nuestros”.





Publicar un comentario