viernes, 12 de abril de 2013


La Biblioteca Nacional entregó Archivo Artigas a la Biblioteca Nacional de Argentina




   
Los 39 tomos que conforman el Archivo Artigas del Uruguay ya forman parte de la Biblioteca Nacional argentina. Así lo informa este 8 de abril la web del Ministerio de Educación y Cultura. El director de la Biblioteca Nacional uruguaya, Carlos Liscano, comentó que fue convocado por su par argentino para solicitar este material.
El director de la Biblioteca Nacional argentina, Horacio González, recibió anoche de su par uruguayo, Carlos Liscano, los 39 tomos que conforman el Archivo Artigas del Uruguay, una serie de escritos centrales sobre el máximo prócer oriental, en la apertura del Seminario Latinoamericano “Artigas y sus Instrucciones a la Asamblea del Año XIII”.

En la entrega oficial del archivo, realizada en el auditorio Jorge Luis Borges de la Biblioteca, González señaló que “hay una vieja relación entre las dos bibliotecas nacionales, no solo por la cercanía territorial, sensorial y amorosa, a la que no le faltan chispazos todos los días. Hay un hecho en especial que nos une”, indicó el sociólogo.

“El fundador de la Biblioteca Nacional de Uruguay fue un importante bibliotecario de la Argentina, Dámaso Antonio Larrañaga, que además fue nombrado congresista en la Asamblea del Año XIII”, expresó. Y apuntó: “es un hecho fundamental de la historia de los dos países; un hecho que origina entrecruzamientos culturales, memoriosos, literarios, científicos y comerciales de todo tipo”.

“Y la otra gran cuestión uruguaya y argentina es Artigas —afirmó González—. Artigas sigue siendo un gran desafío para la historia política argentina. Esas instrucciones siguen resonando en la historia nacional. Sin ir más lejos, la propuesta de que la capital no sea Buenos Aires es una propuesta que tiene una absoluta actualidad; quizás las grandes metrópolis ya no deban ser las capitales de las naciones”.

Para el ensayista, “Artigas está inspirado en todas las corrientes federalistas universales. Son sabidas las lecturas que hizo de Rousseau; eso se estudia en las escuelas, donde se mantiene una memoria, un ritual, lo necesario de leyenda. Es el derecho que tiene el presente de revisar el pasado”.


“La figura de Artigas desafía mucho a la Argentina —expresó González—. Sus ideas son absolutamente modernas en cuanto al comercio, los distintos Estados latinoamericanos, los puertos, pero también desafía a la configuración de nuestro país como nación; en toda nación hay algo fallido, algo que no funciona, del pasado y del presente”. También explicó que “en el trasfondo de este saber mutuo entre países, hay una profunda amistad. Todos conocemos las bromas que se hacen, sobre fútbol o las cosas que salen en los diarios, pero podemos decir que poco importan esas cosas, salvo en el momento específico en que se dicen. Lo que más importa es que hay un tejido indestructible que forjó la historia con fuerza mineral”.

Por su parte, Carlos Liscano, director de la Biblioteca Nacional de Uruguay, dijo: “Increíblemente, cuando los organizadores nos invitaron, me pregunté qué podíamos traer que no tengan, y pensé que no les podía ofrecer el Archivo Artigas, porque supuse que lo tendrían. Pero resulta que no lo tenían, así que me facilitaron las cosas”. “Son los tomos del Archivo Artigas más una lista de revistas del ejército del siglo XIX. Es el archivo general de la Nación. Es una documentación que debe estar aquí, en nombre de la Banda Oriental del Uruguay”, concluyó.




Publicar un comentario