viernes, 3 de mayo de 2013



Pablo Neruda padecía metástasis al morir, según revelan los exámenes





Los primeros análisis histológicos efectuados por la Justicia a los restos del Premio Nobel de Literatura chileno confirmaron que el poeta sufría metastasis, informó el abogado querrellante Eduardo Contreras.





"Pero aún no está descartado el envenenamiento. Las demás muestras aún no son enviadas a los laboratorios internacionales", explicó el jurista.
El informe, emitido por el Servicio Médico Legal, fue entregado ya al juez del caso, Mario Carroza, quien ordenó en abril exhumar el cadáver del artista, ante las sospechas de que fue asesinado en 1973.
"Toda la investigación está empezando", agregó Contreras, quien valoró que el magistrado decidiera investigar a varios médicos de la Clinica Santa María, donde falleció Neruda.
Los galenos que atendieron al artista, como Sergio Draper y Pedro Valdivia, son investigados también por la muerte en 1983 en la misma clínica del ex presidente Eduardo Frei (1964-1970).
Neruda, comunista y partidario del derrocado gobierno socialista de Salvador Allende (1970-1973), murió el 23 de septiembre de 1973, supuestamente por el cáncer de próstata que sufría.
Hace unos años, el ex chofer del poeta, Manuel Araya, denunció que la salud de Neruda empeoró luego de ser inyectado con una sustancia desconocida.
Contreras dijo a dpa que los querellantes sospechan que el escritor fue envenenado con una sobredosis de dipirona.
Antes de morir, Neruda planeaba viajar al exilio en México, para encabezar la oposición chilena a la dictadura que lideró el dictador Augusto Pinochet entre 1973-1990.
Luego de su fallecimiento, el entorno de Neruda fue perseguido por los equipos represivos.
En octubre de 1973 su asistente Jaime Maturana fue detenido, dos hermanos de su chofer fueron desaparecidos y su secretario, Homero Arce, falleció en 1976 luego de una golpiza.
Oriundo de la sureña ciudad de Parral en 1904, el poeta nació bajo el nombre de Neftalí Reyes, asumiendo luego el apodo de Pablo Neruda.




Extraído de: http://www.diariodecultura.com.ar
Publicar un comentario