sábado, 7 de septiembre de 2013

El ideario artiguista sigue molestando a  más de un sector de la sociedad. Aunque parezca paradójico una frase dicha por el Gral. José Gervasio Artigas, “el protector de los pueblos libres” aún hoy molesta a los habitantes de aquellos pueblos a los que se  esforzó por liberar.
El  hecho ocurrió en Durazno y rápidamente fue objeto de discusión en las redes sociales.
A continuación publicamos la nota aparecida  en Durazno digital.



Padres sorprendidos por el tenor de una frase que apareció en la Escuela Nº 2




Al iniciarse ayer la obra de remodelación del centro escolar, una inscripción saltó a la vista tras rasquetearse una pared ubicada a metros de la dirección del referido centro escolar. La misma, se presume, estaba trabajada sobre la pared y tapada hace muchos años. 
Raúl Pintos, el maestro director dijo que, “sí, cuando empezó la refacción esta semana, saltó esa inscripción, que no sabemos de qué año es”. Sostuvo, además, que no se sabe si se mandó a borrar oportunamente. 
En definitiva, se cree que uno o varios obreros  de épocas pasadas, no borraron las letras de la inscripción cuando, se cree, se les pidió. 
La frase, que dice textualmente, “Todo Tirano Tiembla y Enmudece al Marchar Majestuoso de los Hombres Libres”, será borrada definitivamente en los próximos días, adelantó el docente de la institución. 
Los padres que comunicaron la información a DURAZNO DIGITAL contaron que, cuando ingresaron al edificio, advirtieron que la leyenda allí inscripta nada tenía que ver con las que se ven a diario; además de no estar en línea con estos tiempos.

En la historia del edificio podría estar la explicación
  “En los orígenes de la Villa San Pedro, este solar fue ocupado por Joscia Villavicencio, con casa de familia y pulpería. Fue adquirida por Carlos Genaro Reyles, destacado hombre de la ganadería nacional y hombre público de la segunda mitad del siglo XIX, quien le dio al edificio sus características actuales. 
También fue ocupada por su hijo, el escritor y cabañero Carlos Claudio Reyles. 
Desde los últimos años del siglo XIX fue residencia del Dr. Julián P. Blanco. 
A partir de 1913 y hasta 1921 fue sede del primer Liceo Público, pasando finalmente a ser ocupada por la Escuela Nº2, identificada por la tradición popular como Escuela de Niñas. 
El edificio fue declarado Monumento Histórico Departamental por Decreto 1458, de setiembre de 1999″.





Extraído de: http://duraznodigital.wordpress.com


Nota:
  Los colegas de Durazno Digital aclararon, un día después de publicar la nota, que: “en relación al artículo sobre la inscripción en la Escuela N°2, comunicamos que hemos trasladado el pedido del público al director, en el sentido de no borrar la inscripción que ahora es de público conocimiento. Ese reclamo de UDS. así como otros comentarios se los hemos acercado en forma personal”.

Lo que nadie rescató ni resaltó fue el papel que cumplieron el o los obreros que debieron acatar la orden de tapar esa frase, que lo hicieron de tal manera que no se perdiera; sin duda sabiendo que la historia terminaría de poner las cosas en su lugar.
Publicar un comentario