viernes, 22 de noviembre de 2013

MANUEL DE FALLA, MUCHO MAS QUE EL AMOR BRUJO



Manuel de Falla nació el 23 de noviembre de 1876 en Cádiz, y murió el 14 de noviembre de 1946.
Siendo un niño estudia música con su madre y otros profesores. Viaja a Madrid  y estudia piano con José Tragó, profesor del conservatorio y condiscípulo de Isaac Albéniz. Junto a Joaquín Turina, Joaquín Rodrigo y Enrique Granados forma parte de los músicos españoles más destacados de los primeros años del siglo XX.
En 1899, obtiene el Primer Premio de piano. Guiado por el compositor Amadeo Vives, intenta suerte en el mundo de la zarzuela, de las que sólo estrena una, Los amores de la Inés, con éxito en abril de 1902. Estudió composición con el musicólogo Felipe Pedrell. De 1905 a 1907 Manuel de Falla fue profesor de piano en Madrid, y entre 1907 y 1914 estudió y trabajó en París. Los elementos impresionistas de su obra procede de compositores franceses como Claude Debussy y Maurice Ravel, a quienes conoció en la capital francesa.
Entre sus composiciones destacan Noches en los jardines de España (1909-1915) para orquesta y piano, la ópera La vida breve (1913), sobre texto de Fernández Shaw, los ballets El amor brujo (1915) y El sombrero de tres picos (1919), la Fantasía bética para piano (1919), la fantasía escénica El retablo de Maese Pedro (1924), el Concierto para clave y 7 instrumentos (1923-1926) y música para guitarra. Dejó sin concluir el oratorio La Atlántida, que terminó su discípulo Ernesto Halffter.
En el año 1939 Manuel de Falla se exilia en Argentina, y a pesar de los esfuerzos de los gobiernos del dictador Francisco Franco, que le ofrecían una pensión si regresaba a España, falleció tras sufrir un paro cardiorrespiratorio el 14 de noviembre de 1946 en Alta Gracia.
Publicar un comentario