sábado, 19 de julio de 2014



El largo peregrinaje para tener el Museo


Carlos Maeso fue una rara mezcla de poeta y arqueólogo.  Recolectó  y clasificó durante años lo que se convertiría en la mayor colección antropológica del Uruguay, que ahora  vuelve a Villa Soriano.



Aldo Roque Difilippo



El 30 de setiembre de 2009 el entonces Presidente de la República Dr. Tabaré Vázquez visitó Villa Soriano. Entre otras actividades inauguró las obras del Museo Maeso. Debieron pasar casi  cinco años para que se concretara el traslado de la colección Maeso a  Villa Soriano, su lugar de origen.
El edificio de la ex Panadería Espíndola 

de Villa Soriano donde se instalará la colección Maeso.
Este Museo que  con el traslado de las piezas arqueológicas finalmente se concretará tiene la particularidad de ser una dependencia mixta que involucra a la Intendencia de Soriano y al Ministerio de Educación y Cultura. La denominada “colección Maeso” se trata del trabajo de décadas del Licenciado Carlos Maeso Tognoci y su esposa, Leila Tuya que recolectaron, seleccionaron y  catalogaron material en la zona de Villa Soriano.


Carlos Maeso Tognochi
Carlos MaesoTognochi (1892–1963), fue una rara mezcla de  poeta y arqueólogo. Como poeta publicó tres libros. En su calidad de Arqueólogo fue pionero en el Uruguay, formando una importante colección en su museo particular.
Carlos Maeso Tognochi, dibujo aparecido 
en  Revista Alfar  (Montevideo, 1929).

Dictó conferencias en Argentina, España, Francia e Italia así como en todo el territorio nacional. Su viuda, Leila Carmen Tuya publicó en 1977 algunos de los relatos inéditos sobre sus trabajos bajo el título “Investigaciones arqueológicas”.
Maeso Tognoci durante muchos años realizó un paciente trabajo de investigación y recuperación de material arqueológico en la zona cercana a Villa Soriano.  Lo que posteriormente  se constituyó en la  que se considera la mayor colección antropológica del Uruguay. Por muchos años, esta colección privada estuvo expuesta al público en Montevideo. Al morir Maeso, su esposa, Leila Tuya se hizo cargo del acervo, y a la muerte de ella el Ministerio de Educación y Cultura primero declaró la colección Patrimonio Histórico, y posteriormente la adquirió, evitando así que pudiera ser vendida en forma parcial, o que sus piezas pudieran ser sacadas del país.


El museo
El edificio  que albergará la  colección Maeso  fue la  recordada Panadería Espíndola.
El entonces Presidente Vázquez
inaugurando la refacción del
edificio del futuro  Museo Maeso
 (setiembre 2009).
Mediante un convenio entre DUCSA, ANCAP y el Ministerio de Educación y Cultura  se logró reconstruir la casa  donde funcionará el Museo Maeso.
En oportunidad de realizarse el primer Consejo de Ministros en Villa Soriano, durante la Presidencia del Dr. Tabaré Vázquez, el entonces Ministro de Turismo, Héctor Lescano, anunció que el Museo Maeso volvería a la Villa, y a partir de allí se inició un largo recorrido.
Había que conseguir un local, algo que logró concretarse  junto con la  instalación de una Estación de Servicio en Villa Soriano.
Una de las dos firmas distribuidoras de combustible en nuestro país, Ducsa-Ancap se presentó para instalar una Estación de Servicio y adquirió una casona antigua de grandes dimensiones.
Las negociaciones emprendidas posibilitaron que finalmente Ducsa-Ancap cediera en comodato al MEC esta casona que funcionará como Museo, y también como un Centro CAC (Centro de Atención Ciudadana).
Esos trámites se iniciaron en 2005. Pero las fallas en la reconstrucción  del edificio hizo que se fuera dilatando el traslado de la  colección; algo que finalmente parece destrabarse ahora con la firma de este Convenio entre la Intendencia de Soriano y el Ministerio de Educación y Cultura.
Publicar un comentario