viernes, 18 de diciembre de 2015


El fuerte de 1527
(“de tierra firme”)


Por Roberto Sari Torres


Es como un eslabón perdido entre la antigua edad charrúa y el después europeo. Pero lo primero que es cierto es que el mismo no estuvo sobre una balsa ni a merced del poder de las tempestades con las que el viento “pampero” azota la confluencia del San Salvador con el Uruguay. Es una geografía de costa indudable (2 metros sobre el cero) hostil para habitar. El propio mapamundi hecho en 1544 por Sebastian Cabot (y no Gaboto) desmiente a todos lo que han dicho y los que aún pudieran decirlo, que él estuvo allí. no. Ni él ni ningún otro ancló jamás ahí y la teoría del autor combate por la verdad en virtud del significado que esta tiene para la ciencia histórica y para nosotros mismos, porque ello sería hallar la huella original de una saga fortinera con casi 500 años perdida bajo la tierra doloreña del meridiano del kilómetro 21,5 del río San Salvador, sobre la ladera de la cuchilla a 26 metros de alto sobre el cero portuario. Este es un buen mirador natural desde donde tener buena vista del río y alrededores y fácil acceso a feunte de alimentos: pesca y caza, buen puertoy el gran médano del “Maragato” al lado...
la ladera era buena tierra para sembrar el trigo que traían; bien evaluada al momento de destroncar los árboles de un monte de un monte allí con menor densidad. Miles de círculos de un metro o más, serán en Junio los canteros donde sembrarán el cereal, con una característica esencial propia del lugar... Los espinillos, algarrobos, etc. son verdaderas fábricas de nitrógeno acumulado en aquella tierra. Así, cuando el trigo creció lo hizo sobre un suelo notablemente fertilizado naturalmente. Este trigal inspiró al marino agricultor Luis Rodríguez a escribir en una carta a su padre tras la primera trilla, que el rendimiento ceralero “parecía cosa de maravilla”. Luis era un joven instruido y su cartga es expresivamente coherente con el pontencial productivo de esta tierra, capaz de rendir hoy 4 toneladas por hectáreas, y más aún.
Otra referencia al trigo es del contramaestre Nicolás Napole, oficial al mando del “Fuerte” tras la muerte de Antón de Grajeda.
Por octubre de 1529, Cabot remonta por primera vez el San Salvador hasta llegar al “puerto” fortinero. Alrededor del “Tierra firme” ondulaba el trigal, pero impactado apun por la aniquilación del “Sancti Spíritus” , aquel bello paisaje agrícola no llamó la atención del Piloto Mayor, por lo que ordenó preparar el retorno a España. Ahí fue que Nicolás solicita postergar la partida para después de la trilla (abatir) de aquel trigo que sin duda seguía rindiendo una “cosa de maravilla”. La decisión de Cabor de acptar la postergación del retorno indica lo importante que habría sido el sembradío y así, al llegar a Diciembre, tiene lugar la tercera trilla doloreña. En la plenitud del venaro de 1530 las naces parten llevando a bordo el grano obtenido sobre la chacra sansalvadoreña; pasando a ser aquel tonelaje la primera exportación de trigo desde la comarca doloreña hacia Europa. Por eso es mucho más que un “Fuerte” lo que aún está perdido. Lo está también el símbolo de civilización de nuevo tipo: la chacra del trigo; la del grando de oro; la del pan de nuestra historia y que como autor de la teoría del “Fuerte” al costado de Dolores, objetiva y lógicamente la continuo deteniendo y argumentando, con entusiasmo y con mayor convicción aún.


Fuerte de “Tierra firme” de San Salvador, dibujo de 1527.



Este es todo un documental y objetivo de la historia que “retrató” aquel artista fortinero de 1527. Sería mayo de ese año y se ve hombres trabajando en la empalizada exterior. Al parecer habría una empalizadas interior. El artistatomó la perspectiva desde un plano superior al del fortín y mirando al Norte. Este punto alto del terreno, hasta cerca de la barranca, sólo se encuentra alrededor del meridiando del kilómetro 21,5 del río San Salvador (la punta de la península es el kilómetro 23). a espaldas del artista está la cota 26 metros sobre el cero, en la cuchilla más alta del lugar.
Al norte está el río y en el se ven solo dos naves que son la “Trinidad” y la “Santa María delk Espinar” (o “del Pinar”) pero no está la nave capitana “Santa María de la Concepción” del propio Sebastián Cabot. Y no está porque él no vino ni fundó el “Fuerte”, sólo llegó acá a fines de 1529 y de aquí retornó a España, como lo hizo a principio de 1530.
Este “dibujo -fotografía”, para la teoría del autor del “Fuerte” de 1527 acá en la chacra occidental al lado de dolores, es una de las pruebas documentales fundamentales con la que sostener, lógicamente, que aquel épico suceso fue escenificado en el geoinclinal de la ladera norte de la cuchilla, 26 metros, entre el río San Salvador y el camiono del “Rincón de Ruiz” y entre la cañada Deus – por el Oeste- y Salgbado por el Este.




Publicar un comentario