sábado, 23 de enero de 2016

Cómo acomodar los huesos
















Dos fósiles de gliptodontes hallados en menos de una semana obligan a la Intendencia de Florida a buscar la cooperación de otras instituciones, y a destinar recursos a tareas paleontológicas, algo que semanas atrás estaba absolutamente fuera de su agenda. “Sería una lástima perder esas piezas”, comentó a Informe Nacional el director de Cultura, Alvaro Riva (informe con audio)


(e.m.m. / Informe Nacional-RNU)  El gliptodonte que Feliciano Rosas y Gerardo Harán encontraron el miércoles 13 en Picada Varela no es el único descubierto en lo que va de enero. Hubo un hallazgo similar cuatro días más tarde y a pocos kilómetros de distancia, en un cauce afluente al río Santa Lucía chico.
El responsable del hallazgo es Héctor Eduardo Moreira, maestro, director de la escuela Nº1 ‘Artigas’ de Florida, quien además ha realizado investigaciones históricas sobre La Macana y la megafauna que habitó la zona en la prehistoria. Moreira recorrió –junto a sus hijas- las barrancas del río y algunos cauces menores. A unos cinco kilómetros de la pieza divisada por Rosas y Harán, Moreira y sus hijas encontraron una similar. “Estaría casi completa”, explicó el docente a Informe Nacional (RNU). Se asesoró con Rosas -que le confirmó que se trata de un gliptodonte- e hizo saber del descubrimiento a la Intendencia de Florida. Ha evitado dar detalles del punto exacto del hallazgo, para poder transitar con cautela en proceso de extracción del fósil. Anunció sí que la próxima semana “llegará desde Mercedes, Soriano, el restaurador de fósiles Gustavo Lecuona”, quien “visitará el sitio dónde se encuentra el fósil”.

Riva: “sería una lástima”. La comuna se ve enfrentada ahora a un escenario impensado hace apenas dos semanas: hacerse cargo de fósiles de animales extintos hace más de diez mil años, ayudar a extraerlos, trasladarlos y darles cobijo con garantías, algo a lo que no tenía previsto dedicar tiempo, recursos y espacio. El director de Cultura de la Intendencia de Florida, Alvaro Riva, explicó a Informe Nacional que en función del nuevo escenario y tomando en cuenta la intención de que las piezas queden en Florida, los caminos que se pueden recorrer son los de la cooperación de otras instituciones, la contratación de técnicos a través de la Comisión de Patrimonio, y el facilitarle a técnicos del Museo Nacional de Historia Natural viajes y alojamiento para colaborar con el trabajo de acondicionamiento de las piezas halladas.
Andrés Rinderknecht, curador en paleontología del Museo Nacional de Historia Natural, dijo esta semana a Informe Nacional que el mismo no tiene presupuesto siquiera para ir a buscar las piezas a los sitios en las que han sido halladas. Comentó que la situación actual del museo, de más de 180 años de existencia pero cerrado al ­público desde hace tres lustros, es “una vergüenza de la cultura del Uruguay de hoy”.

Extraído de: https://comocorresponde.wordpress.com 
Publicar un comentario