viernes, 16 de marzo de 2012

Terremoto de Chile pudo modificar el Aconcagua

Es probable que el sismo de 2010 modificara la elevación del llamado "techo de América", la montaña más alta del continente. Científicos argentinos instalaron en su cima una estación de GPS permanente Para comprobar la altura exacta de la montaña, un grupo de científicos de la Universidad de Buenos Aires ha escalado la montaña con el fin de recoger medidas e instalar una estación GPS permanente. Apenas estén actualizados los datos en abril o mayo, se anunciará la nueva altura del Aconcagua.
El Aconcagua, cuya altura fue medida por última vez en 1956, tiene oficialmente 6962 metros. El cerro, ubicado en la provincia argentina de Mendoza, forma parte de la cordillera de los Andes, la cadena montañosa más grande del continente y una de las más importantes del mundo. Varios picos por encima de los 8.000 mil metros, sin embargo, se encuentran en el Himalaya, una formación rocosa que se extiende por el continente asiático y que tiene la montaña más alta del mundo, el Everest (con 8.848 metros).
El terremoto de Chile que destruyó la ciudad de Concepción, en febrero de hace dos años, tuvo 8,8 grados en la escala Richter. Ya se comprobó que el sismo modificó la ubicación de varias ciudades de Chile, la Argentina y Brasil.
Pero medir una montaña de casi siete kilómetros de alto no es tarea fácil. El Aconcagua tiene cerca de 2.000 metros más que el promedio de los montañas que conforman los Andes. Un equipo de 12 personas del Proyecto Sigma (Sistema de Investigación Geodinámico Monte Aconcagua) subió por eso al cerro para averiguar si había cambiado de tamaño.
La cordillera de Los Andes se asienta sobre dos placas tectnónicas, la de Nazca y la sudamericana, y ambas se movieron durante el terremoto. Ya se habían registrado hundimientos de terreno de pocos centímetros en Chile y levantamientos de la misma proporción en la Argentina. Por eso el equipo de investigadores se decidió a subir el Aconcagua.
En el trayecto, los responsables del proyecto sufrieron problemas de aclimatación, y cuando los 4.500 metros dos de ellos tuvieron que regresar tras sufrir un edema (hinchazón causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo). Los científicos ya habían previsto que esto podía suceder y por eso se repartieron las tareas por realizar de tal manera que el proyecto no dependiera exclusivamente de una persona.

Foto: EFE
Publicar un comentario