viernes, 6 de julio de 2012

De la importancia de la memoria


Del corresponsal en «inmersión»

Álvaro Parés
(Desde Francia)

Aqui va una tentativa de descripcion de lo que una placa conmemorativa puede provocar y las enormes consecuencias que puede tener, tentativa de descripcion de lo que sucede en Francia con el tema, tras observaciones de casi 40 años.
La lucha del juez Garzon en España por reconstruir la memoria y señalar los crimenes del franquismo y la reaccion feroz que suscito su accion en un pais que hace pocas decadas accedio a la democracia muestra claramente la importancia que tiene tanto la presencia como, en el caso de España, la ausencia de lugares concretos de memoria.
Las heridas estan todavia abiertas, y para muchos tocar el tema es « abrir inutilmente motivos de division », « exacerbar odio », etc... cuando en realidad, los que sembraron la division y el odio, fueron los responsables de la dictadura y no los muertos en la lucha contra ella, que no hicieron mas que comportarse en ciudadanos respetuosos de la constitucion y de la democracia.
El problema es que para abarcar el tema hay que arrancar de lejos...
Al terminar la primera guerra mundial considerada hoy como una « guerra civil » y una verdadera carniceria (de la que Paul Valéry dijo « la guerra, es gente que no se conoce y se mata, por gente que se conoce muy bien y no se mata », o el presidente Clemenceau : «  la guerra es algo demasiado serio para ser confiado a los militares ») Francia se lleno de monuments aux morts, en cada pueblo hay uno donde estan grabados los nombres de todos los que murieron en las trincheras, salvo en un pueblo anarquista que en 1920 instalo un monumento contra la guerra, donde esta inscripto « guerra a la guerra » y « viva la paz », existen tambien monumentos de esa epoca celebrando la memoria de los soldados fusilados por no obedecer a la orden de tirar contra manifestantes, desertores o pacifistas.
Esta fiebre recordativa dio pie, al fin de la segunda guerra a que los resistentes victoriosos, basandose en este precedente que se habia vuelto parte integrante del paisaje urbano, instauraran e institucionalizaran la memoria de los caidos. Si bien la primera fue una guerra « a la antigua » de « señores » enviando a « sus vasallos » a la muerte, la segunda fue una lucha de pocos, civiles en su mayoria, internacionalistas (los primeros resistentes fueron extranjeros, el grupo MOE, por Main d'Oeuvre Etrangère, antes de ser fusilados gritaron « viva el pueblo aleman »), y no dirigida contra un pueblo invasor, sino contra una ideologia : la ideologia nazi.
Para que la primera guerra mundial fuera posible, hubo que exacerbar el sentimiento nacionalista y sobre todo asesinar al lider sindical Jean Jaurès (si, el de la avenida) que habia logrado mobilizar a toda la clase obrera contra la guerra, poco despues del crimen la misma clase obrera marcho a la guerra con, como unico signo de protesta, una flor (roja) en la boca del fusil, triste caricatura de protesta... Esto se repercutira despues de la 2a guerra como se vera bajo la forma de un profundo antinacionalismo. Hasta hoy en dia todo nacionalismo es asimilado a la extrema derecha.
Esto se repercutio en la vida comun, contrariamente a la imagen consabida del nacionalismo frances, en las escuelas los niños no juran a la bandera como en Uruguay, ni cantan el himno formados en fila, no se pone ninguna bandera en propiedades privadas como en EEUU o en los paises nordicos, y es bastante raro encontrar alguien que conozca mas de una estrofa de la marsellesa.
El hecho es que despues de 1945 se instauro en toda Francia la instalacion de placas conmemorativas en homenaje a las y los resistentes muertos, eso ayudo por otro lado a identificar muchos que en pueblos muy chicos o lejos de las grandes organizaciones o partidos, no estaban contabilizados.
Pero se puso una condicion por razones tanto ideologicas como didacticas : No inscribir nunca la mencion « aleman », nunca se vera « aqui fue fusilada fulana por los alemanes » sino : aqui fue fusilada fulana por los nazis » (muy pocas placas « nacionalistas » desobedecieron a esta consigna) y esto por varias razones importantes :
·Porque acusar una nacionalidad seria rebajarse al nivel de la ideologia racista nazi.
·Porque los alemanes estaban lejos de ser todos nazis, no olvidemos que los comunistas, socialistas y sindicalistas alemanes fueron los primeros resistentes y los que « estrenaron » los campos de concentracion.
·Porque muchos resistentes eran alemanes desertores.
·Porque se peleo contra tantos nazis alemanes como nazis franceses colaboradores (en la gestapo francesa habia mas franceses que alemanes) y
·Para cortar por la raiz toda veleidad de hacer de la victoria un argumento nacionalista.
Otro elemento ayudo a que esto se aplique « desde arriba » y es que la resistencia comunista, socialista y democrata cristiana fue la mas eficaz y mejor organizada saliendo de la guerra, comunistas y socialistas habian tenido 75.000 fusilados y juntos reunian mas de 40% del electorado. Esto obligo al propio general de Gaulle, que no se lo puede acusar de izquierdista, en su primer gobierno a incluir 4 ministros comunistas.
Entra en cuenta lo que deciamos antes, el recuerdo de la primera guerra como consecuencias de la barbarie a la que puede llevar el nacionalismo quedo profundamente grabado en el pueblo.
Resultado, existen placas con la lista de los muertos y torturados trabajadores municipales en todas las alcaldias (36,500 municipios), en las escuelas las de los maestros (55,700 escuelas primarias), en los colegios y liceos las de los profesores y alumnos muertos (11,300 establecimientos), lo mismo en los liceos profesionales (escuela industrial) (1,650) en cada jefatura de policia la de los policias muertos (96 prefecturas) y asi sigue en cada estacion de tren con los maquinistas resistentes, en las calles, puertos civiles y militares, y a veces hasta en grandes empresas privadas.
De esto resulta que cada año, hay miles de personas, directores de liceos, de escuela, jefes de policia, comisarios, jefes de estacion de tren, de puertos, etc, que se reunen para recordar aquellos que prefirieron entrar en la clandestinidad antes que soportar la dictadura nazi.
Como no existe ninguna « formula magica » esto no erradico ni los nazis franceses ni la extrema derecha francesa, por supuesto, pero amortiguo enormemente su impacto.
Esto es una infima parte de la historia de un pueblo que siempre lucho por sus propias libertades con la misma generosidad que tienen todos los pueblos del mundo, y no de la historia de dos o tres familias de oligarcas y tres fechas de batallas, que a veces confundimos con LA historia.
Publicar un comentario