viernes, 2 de noviembre de 2012


Monumento a Paco Espínola


*Mujica: “La nación tiene por encima un 'nosotros' que lo compone la cultura”

   




Inauguraron en San José  un monumento a Francisco “Paco” Espínola. La escultura de 1,80 metros es obra del artista plástico Heber Riguetti y refleja con líneas simples y gran simbolismo a un Paco Narrador, pensante y reflexivo.
En el acto estuvo presente el Presidente de la República, José Mujica, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, la senadora Lucía Topolansky, y el intendente de San José, José Luis Falero; entre otras autoridades.
La obra se erige en la esquina del  Club San José, y se hace en el marco marco de la 7a. Feria de la Promoción de la Lectura y el Libro que se desarrolla en la plaza de los Treinta y Tres.
En la oportunidad Mujica afirmó que Paco Espínola fue uno de los escritores nacionales que más le impactó porque  en su pensamiento analítico tenía la teoría de que las obras clásicas griegas como La Ilíada y La Odisea eran producto de una compilación de autores anónimos cuyos relatos, de transmisión oral, demuestran la unidad y la construcción de la cultura de una sociedad.
En esa línea, Mujica sostuvo que una nación tiene por encima de todo un “nosotros” que es formado por la cultura de los pueblos que trasciende generaciones, ideologías y pensamientos políticos. La cultura es la acumulación de los saberes de toda una sociedad, es unidad, y su figura construirá la identidad de los pueblos. “Cuando las ideas nos separan hay valores que nos obligan a mantener nuestra identidad de patria”, subrayó.
 



Una deuda histórica
Pese a que la figura de Paco Espínola acompañó a generaciones de niños en las escuelas, con obras como “Saltoncito” y “Juan, el zorro”, entre tantas otras, y es uno de los autores nacionales de referencia, no había en todo el país un espacio que realmente homenajeara a este narrador, salvo una corta calle en la periferia de Montevideo.
Fue entonces, que el Club San José decidió rendir homenaje a este maragato, en ocasión de celebrar su 50 aniversario, con un monumento que refleje su presencia, como tantas veces se lo había visto, tomando café en los alrededores de la ciudad. Tras solicitar el apoyo al Ministerio de Transporte y Obras Públicas, convocó al escultor Heber Riguetti, quien ya tenía ideada una escultura del autor, de 30 centímetros, pero que reflejaba al Paco Narrador, como denominó a su obra.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, explicó que el Ministerio suele apoyar obras de infraestructura y no obras de arte, pero consideró este proyecto como una oportunidad para innovar en lo que es también parte de las necesidades de una comunidad, la “infraestructura para el alma” que se construye con este tipo de reconocimientos y pretende ser un elemento más de la cultura y el paisaje de la ciudad. Por su parte, el intendente José Luis Falero, subrayó que con esta obra se afianza la memoria colectiva de la sociedad tanto de San José como del Uruguay entero.

Cultura, belleza, historia y memoria
La obra de Heber Riguetti busca transmitir con líneas suaves y simples a un Paco Narrador, reflexivo de su época, al cual muchos aún recuerdan y que por ello debía hacerlo con rasgos propios que lo identificaran. Su rostro y su mano derecha son los únicos elementos de identidad real, inspirados a través de un conjunto de fotografías que permitieron componer una imagen del escritor a lo largo de su vida. El cuerpo lo compone una estructura geométrica que en lugar de piernas muestra una suerte de libro abierto y sobre su mano derecha, en la que acostumbraba llevar un cigarrillo, se optó por reflejar las circunvalaciones del humo que ascienden por su cuerpo hasta la cabeza.
Los materiales seleccionados fueron arena y portland, acompañando también la estética y arquitectónica propia del Club San José. Riguetti explicó que esta obra es una versión gigantesca de un ejemplo de premio que ideó para una premiación en literatura organizada por el Sodre, pero que no se utilizó en ese momento, y que sirvió de base para la creación de esta nueva escultura. La versión en miniatura fue obsequiada al Presidente José Mujica, mientras que el gran Paco Narrador observa, desde afuera de la sede del Club San José, a su pueblo maragato.



En base a información aparecida en:  http://www.presidencia.gub.uy


-        -        -        -        -        -        -        -

Quizá le interese leer:

Francisco Espínola: La pluma armada

El Combate Paso Morán


Publicar un comentario