sábado, 7 de septiembre de 2013

Un adiós irlandés
Seamus Heaney (1939-2013)



Considerado el poeta irlandés más destacado desde William Yeats
, el también dramaturgo y crítico literario Seamus Heaney, ganador del premio Nobel de Literatura en 1995, murió el viernes a los 74 años luego de una “breve enfermedad”, según comunicó la editorial Faber and Faber, que reprodujo un comunicado enviado por la familia.

La reacción del gobierno irlandés fue inmediata: el ministro de las Artes, Jimmy Deenihan, lo destacó no sólo por su trabajo como escritor sino también por su compromiso con el país: "Era un hombre muy modesto, humilde y accesible. Era una enorme figura internacional, un gran embajador de la literatura y de Irlanda. Allá donde viajes y hables de poesía y literatura, el nombre de Seamus Heaney aparece inmediatamente", afirmó Deenihan. El presidente irlandés, Michael D Higgins, consideró “inmensa” su contribución tanto a la escritura del país como a la conciencia y a la humanidad. El primer ministro Enda Kenny, por su parte, declaró que “él, junto con Joyce, Yeats, Shaw y Beckett, pertenece al panteón de nuestros mayores exponentes como nación”.

Nacido en una familia católica dedicada a la agricultura, fue autor de una decena de libros de poesía (Death of a Naturalist, de 1966, y Field Work, de 1979, entre otros), una Antología poética, varios ensayos (como The Government of the Tongue) y obras de teatro (como The Cure at Troy, de 1990, y The Burial at Thebes, en 2004). Su poesía expone las ambivalencias de los contextos físicos y rurales de su infancia. Su abuelo y su padre heredaron una pala para cavar la tierra, tradición que él alteraría para dedicarse a la escritura: “Pero no tengo pala para seguir a hombres como ellos. / Entre mi índice y mi pulgar / la corpulenta pluma descansa. / Cavaré con ella”, expresó en uno de sus poemas más conocidos, “Digging”, incluido en Death of Naturalist (1966).

A medida que su obra avanza, los escenarios se convierten en el centro de búsqueda de mitos e historias que contribuyeron a configurar la violenta situación política de Irlanda del Norte, que sólo trató explícitamente en North, de 1975. Esta obra -considerada su trabajo cumbre, tal vez por su fuerte impronta política- refiere a la guerra de resistencia católica por la ocupación del territorio irlandés, mixturando el mundo industrial y el obrero, los sindicatos, la religión católica y el protestantismo. Si bien no muestra cercanía cola República de Irlanda, en 1972.
n los activistas republicanos, dirá que comprende “su pasión por la venganza tribal”. Posteriormente su compromiso nacionalista lo obligó a trasladarse con su familia a

Aunque obtuvo la mayor distinción literaria ("obra literaria de belleza lírica y profundidad ética, que exalta los milagros de cada día y el pasado vivido", como dijo el jurado), nunca lo acompañó la popularidad que caracteriza a los premios Nobel. Todo su acopio de poemas expone a un escritor comprometido con los problemas sociales y políticos de una Irlanda agitada junto con la cotidianidad de su vida como base de su trabajo: el arado, las ruedas de molino y la molienda son una de las constantes en su memoria histórica.




Extraído de: http://ladiaria.com.uy
Publicar un comentario