sábado, 26 de octubre de 2013

Excepcional poemario del autor argentino Leandro Calle



Por Luis Benítez



En el panorama de las recientes décadas de la poesía rioplatense, se destaca por el rigor de su obra este autor que, pese a su juventud, ya acredita una sólida trayectoria en el género. Su más reciente entrega, el poemario “Blasfemo”, editado en septiembre de 2013 por la editorial argentina Alción Editora, así lo confirma.
Texto breve pero fibroso y hondo, “Blasfemo” señala un nuevo paso adelante en la poesía de Calle, quien evidentemente -a poco que incursiona el lector en su nuevo poemario- delata que ha llegado a su madurez expresiva, con el clásico ahondar en los núcleos de sentido de los versos y la esperada maestría en el manejo de los diversos recursos de estilo, antes ensayados por el autor en sus títulos primeros.
Dueño de un universo poético que ya en “Blasfemo” nos habla con una voz propia y original, innegablemente suya, Calle se perfila como una de las voces más interesantes de las últimas promociones poéticas del país sudamericano.
En su nuevo poemario encontramos una profunda indagación en el sentido del ser en el universo, desde una óptica general, mientras que en lo particular su aguda mirada se enfoca en la situación del ser humano entendido como contemporáneo de la “muerte de Dios”, de la que primero hablara Friedrich Nietzsche, una referencia obligada en este caso puntual.
Leandro Calle, muy consciente del significado en la cultura de la desaparición definitiva de aquello que Thomas Sterns Eliot definió como “posiblemente la mejor idea que tuvo alguna vez la humanidad”, elabora un mundo –irreductiblemente humano- que se articula desde la pérdida de aquella garantía de un orden universal (cuestionable o no) y el proceso consiguiente de orfandad que esa oquedad acarrea, con todas sus consecuencias previsibles y aleatorias, estas últimas resultado del devenir de la cultura que, no olvidemos, es la que nos construye como especie. Abordando desde la base misma uno de los dilemas tradicionales de la imago mundi occidental, sino el fundamental, Calle atiende a la posibilidad de que aún se puedan hacer nuevos aportes en tal sentido, y arriesga la alternativa de que el hombre del siglo XXI sea capaz de avizorar, desde las páginas de un poemario, a modo de ventana que da tanto al exterior como al interior de quien por ella observa, ambos mundos sin un dios posible ya. Ambiciosa empresa poética, que tiene en “Blasfemo” una más que sustanciosa ganancia de terreno para quien se pregunte por el papel de lo humano en lo contemporáneo.
Leandro Calle nació en Zárate, Provincia de Buenos Aires, en 1969, y reside desde hace años en la ciudad de Córdoba, Argentina. Obra poética: Tatuaje de Fauno (1999); Una luz desde el río (2001); Los Elementos (2003), Une lumière venue du fleuve (traducción al francés de Yves Roullière, Revue NUNC, París, 2003); Pasar (2004); Almas del Boquerón (2005), Kindheit (2006); Noche extranjera (2007) y  Entonces (2010). Como traductor: Los frutos del cuerpo, del poeta marroquí Abdellatif Laâbi (Alción Editora, 2012).




 Poema de Leandro Calle, de su libro “Blasfemo”

hablemos entonces del sexo de la divinidad
no me refiero a si es hombre
a si es mujer
hermafrodita, gay o transexual
digo que hablemos de sus relaciones carnales con
      el mundo
o con la eternidad
hablemos de dios teniendo sexo
¿su posición favorita es siempre arriba?
él o ella
¿se fuma un cigarrillo después de hacerlo?
¿se duerme?
¿ve televisión?
qué cosas dice al oído de su pareja
¿pide más
gime
exige
dice cosas chanchas?

cómo acaricia
¿usa la lengua?
¿se cuida?
¿usa preservativos o prefiere las pastillas?

es preferible no saberlo
es más
son inmorales las preguntas
-ya no hay pudor en los poetas-
me disculpo
me pasé de la raya

Publicar un comentario