viernes, 1 de junio de 2012

Libro indica que Jack el destripador habría sido una mujer
La extraña dama




El legendario asesino conocido como "Jack el destripador" habría sido una mujer, según reciente libro.
Un libro recién publicado en el Reino Unido defiende la hipótesis de que el criminal que aterrorizó Londres a fines del siglo XIX, sería en realidad una mujer.
Un policía encuentra el cadáver
de una víctima de Jack  Ilustración
de época propiedad del Dockland Museum.
La obra, titulada "Jack The Ripper: The Hand Of A Woman", llega a sugerir la identidad de la persona que habría matado al menos a cinco mujeres en los suburbios de la Londres victoriana. La asesina sería Elizabeth Williams, esposa de un médico llamado John Williams.
Especializado en ginecología. John Williams figura en la vasta lista de sospechosos elaborada a lo largo de años de búsqueda infructuosa. El asesino (o asesina) nunca fue capturado, y el enigma se convirtió en leyenda, dando lugar a todo tipo de suposiciones y teorías.
Para el galés John Morris, abogado jubilado y autor del libro que nos ocupa, existen muchos indicios de que Jack en realidad usaba faldas y sus crímenes no eran manifestaciones de frustración sexual, sino una retorcida venganza contra otras personas de su género.
"Cuando reunimos las pistas, que individualmente parecerían no tener conexión con los diversos crímenes cometidos, sugieren que una mujer podría estar por detrás de los asesinatos", sostiene Morris en declaraciones recogidas por la Cadena BBC. En su opinión, la pruebas en ese sentido fueron ignoradas, porque desde un principio se supuso que los homicidios habían sido cometidos por un hombre.
Desde el punto de vista de Morris, resulta crucial el hecho de que el asesino haya extraído el útero a tres de sus víctimas, y señala que Elizabeth Williams no podía tener hijos, y al parecer se sentía atrapada en un matrimonio infeliz.
Misterio: a la izquierda la foto de la Sra. Williams,
al lado el identikit de "Jack el destripador".
(foto extraída de www.diariolarepublica.net)
El escritor cree que esto podría haberla conducido a la locura, desatando una conducta violenta contra mujeres que sí podían ser madres. Según Morris, otro elemento que secunda su visión es que ninguna de las víctimas de "Jack" fue sometida a violencia sexual.
Además, trozos de un impermeable y un sombrero de mujer fueron hallados en la estufa de la casa donde vivía Mary Jean Kelly, la última de las víctimas atribuidas al destripador. Dichos fragmentos no correspondían a ninguna prenda de la víctima.
Al parecer, Kelly habría sido amante de John Williams, por lo que Elizabeth la habría dejado como "frutilla de la torta" en su trayectoria criminal.



Extraído de: www.montevideo.com.uy 
Publicar un comentario