viernes, 29 de marzo de 2013


MAGNATE DE EEUU COMPRA UN “PICASSO” POR 120 MILLONES DE EUROS






El sonido del codo del millonario Steve Wynn atravesando el lienzo del cuadro de Picasso El sueño fue descrito como “terrible”, y causó un agujero del tamaño de una moneda de dólar, según la escritora y periodista Nora Ephron, presente en la escena del desastre artístico-financiero de octubre de 2006. Muchos más dólares, hasta 139 millones, se perdieron en ese agujero, que rasgó el acuerdo de venta del cuadro que Wynn había sellado –la cifra más alta que ningún lienzo había costado hasta entonces– y tuvo que cancelar.
 A pesar de padecer retinitis pigmentosa, Wynn vio aquella mañana claramente el daño causado. “Menos mal que he sido yo”, dijo el magnate de Las Vegas ante sus demudados invitados a quienes enseñaba el cuadro, su favorito, el mismo cuyo título estuvo a punto de usar como nombre para su hotel. Wynn mostraba orgulloso el cuadro que poco después viajaría a Connecticut y pasaría a manos de Steve Cohen, uno de los prohombres de Wall Street cuyo millonario fondo de inversión SAC, le había permitido reunir una apabullante colección de arte, que incluye entre otras obras el tiburón en formol de Hirst por el que pagó 8 millones de dólares. Pero la historia no terminó ahí. Siete años después Nora Ephron ha fallecido, el cuadro ha sido restaurado, y Steve Cohen está a punto de sellar un caso judicial por especulación con información privilegiada en bolsa, con un acuerdo que asciende a más de 600 millones de dólares. La noticia de hoy, sin embargo, tiene final feliz al menos para Wynn: El sueño ha sido vendido al mismo comprador, Cohen, por 155 millones de dólares, según informaba la agencia Bloomberg haciéndose eco de una nota publicada en The New York Post, que no ha sido confirmada ni desmentida. El retrato de Marie Thérese Walter, en un sillón con la cabeza vencida hacia atrás y el rostr
o partido en dos, pasa a convertirse en la obra más cara de Picasso, aunque no ha superado los 250 millones por los que fue vendido Los jugadores de cartas de Cézanne en 2011. Los expertos citados por Bloomberg aseguran que el aumento en el precio final de El sueño, ha incluido los gastos de restauración. Pasado mañana, el día 28, Cohen tendrá que comparecer en la corte federal de Manhattan para cerrar el acuerdo y evitar ir a juicio. Los precios exagerados o no, parece que nunca le han asustado.




Fuente: “El País” de Madrid en su edición para América

Publicar un comentario