sábado, 9 de marzo de 2013




Patrimonio en venta





Aldo Roque Difilippo




Allí desembarcaron los patriotas  en 1825 al mando de Juan Antonio Lavalleja y encolumnados tras la bandera  con la frase “Libertad o Muerte”  emprendieron la tarea independentista. Allí estuvo el pintor de la Patria, Juan Manuel Blanes buscando la inspiración para pintar el emblemático cuadro que refleja el momento del desembarco. Si prosperara la idea, allí podría instalarse una planta procesadora de aceite en base al poroto de soja.



La iniciativa de instalar un complejo industrial en Agraciada, en la zona histórica donde se produjo el desembarco de los 33 Orientales, viene generando  polémica en Soriano. Una controversia de la que también se ocuparon los medios de comunicación  nacionales en virtud que vecinos de la zona se movilizaron  protestando contra esta medida.
El proyecto presentado por la empresa Cereoil Uruguay S.A.  prevé  la instalación de un complejo industrial aceitero, denominado "Muelle de carga y descarga, centro logístico y planta aceitera" como fuera presentado oportunamente en la Junta Departamental de Soriano ante los ediles de las tres bancadas, por parte de los empresarios Lucia Viana y William Johnson, junto al equipo de asesores que los respaldan. Aunque en los hechos el emprendimiento estará a cargo de la sociedad anónima Bultery que también tienen como presidente y vice respectivamente a Viana y Johnson.

La controversia no está dada por el emprendimiento industrial en si, sino por su ubicación  ya que  se pretende instalarlo en  un predio   declarado Patrimonio Histórico Nacional, y que en gran medida está unido al imaginario colectivo, asociado con el proceso independentista encabezado por Juan Antonio Lavalleja.
La imagen más nítida, cuando se  menciona la Playa La Agraciada, es el cuadro pintado por Juan Manuel Blanes, plasmando el desembarco de los patriotas en 1825, y los vecinos de Agraciada, Dolores y la zona, han hecho pesar esos argumentos al momento de oponerse a la instalación de la aceitera en ese lugar.
Paralelo a ello una comisión de la Junta Departamental de Soriano viene estudiando algunos aspectos de esta iniciativa donde la Intendencia de Soriano pretende vender el terreno histórico a  esta empresa.
Se pretendía ya tener pronta la aprobación del boleto de reserva a favor de la empresa, para iniciar  los trámites para instalar  el emprendimiento industrial, pero la movilización popular, provocó en Soriano la discusión política, al punto que literalmente dividió al Partido Colorado que en una Convención departamental discutió el tema y terminó con más desencuentros que coincidencias. Con convencionales increpando a los ediles y a los dirigentes políticos y con  una polémica que lejos de apagarse se ha multiplicado.
Imitando a los patriotas, un grupo de criollos del 

Siglo XXI suelen  cruzar el río Uruguay en tres 

lanchones y plantar bandera en la Playa de la 

Agraciada, tal como lo hizo Lavalleja y sus 

paisanos en 1825. En las mismas arenas 
que podrían quedar en manos privadas.
El Frente Amplio local, en principio parecía alinearse con la Intendencia de Soriano en virtud de algunos comentarios que habría dicho el Presidente José Mujica al Intendente Guillermo Besozzi respaldando el emprendimiento, pero en gran medida la movilización popular terminó dando vuelta  la postura, culminando con un comunicado emitido por la Bancada frenteamplistas adelantando su voto contrario a avalar la venta del terreno. El Partido Nacional aparece más alineado a la postura de la Intendencia de Soriano aunque surgió la voz discordante del edil Fernando Vélez, y hay otros  ediles que todavía no se han pronunciado públicamente por lo que está en duda los 21 votos que  se requieren como mínimo para aprobar el boleto de reserva que habilitaría la venta del predio.
Aunque en toda esta situación la última palabra la tendrá el Ministerio de Educación y Cultura (MEC),  y por supuesto el propio Ministro Ricardo Ehrlich que estuvo en la zona, escuchó  la presentación del proyecto y no se ha pronunciado hasta el momento. Aunque según supimos cuando visitó la zona de Agraciada, Ehrlich comentó a alguno de sus asesores que le quedaban algunas dudas de este emprendimiento.
Si bien  no quieren cargarle la responsabilidad a Ehrlich quizá por el costo político que supone  oponerse a un proyecto generador de trabajo, tanto 
Pablo Alvarez Director General de Secretaría del  MEC, como el Dr. Alberto Quintela, Director General de la Comisión del Patrimonio Cultural, al dialogar con HUM BRAL expresaron que por tratarse de un predio declarado, por Ley, Patrimonio Cultural,  corresponde al MEC  la última palabra sobre si se vende o no.
A continuación reproducimos el diálogo mantenido con ambos jerarcas.





La visión del Director General de Secretaría del  MEC
Pablo Alvarez: 
No entramparnos



Existe una iniciativa de instalar  en Agraciada  un emprendimiento industrial. ¿Cuál es la posición del MEC?
-Lo que se analiza es la paradoja en la cual nos está poniendo, por suerte,  el crecimiento que nuestro país viene teniendo en materia económica. Eso  nos pone frente a desafíos como en el que en este caso  nos encontramos en que en particular,  este proyecto estaría siendo planificado en primera instancia  en un terreno que es contiguo  a dos Patrimonios históricos.
Nosotros entendemos que  la labor del Ministerio es, por un lado  velar por los instrumentos legales que otorgan la existencia y la labor de la Comisión de Patrimonio, y por otro lado  reconocer que estos proyectos mejoran sin duda  las  condiciones productivas de la zona y en particular las que tienden a ser generadoras de fuentes de trabajo.
Entendemos que no hay que entramparnos en cuestiones estrictamente burocráticas o administrativas, y que eso no signifique  desconocer la legislación. Por lo tanto el esfuerzo del Ministerio está siendo en trabajar   en consonancia con las investigaciones que lleva adelante la Comisión de Patrimonio y  los actores  vinculados directamente al territorio, que van desde  la ciudadanía organizada, hasta  las  fuerzas vivas locales y la Intendencia de Soriano.


Hace algunas semanas estuvo en el lugar el Ministro Ricardo Ehrlich, conversando con el Intendente, y escuchando la presentación del proyecto. ¿El Ministerio cambió la postura en este último tiempo?
-Se ve con buenos ojos procurar inversiones productivas. El Ministerio no ha cambiado  de posición. Han existido,  desde aquella visita hasta ahora, informes de las investigaciones que lleva adelante la Comsión de Patrimonio. Esas investigaciones han de ser analizadas en su carácter de investigación técnica, de información, y en el carácter político que implica que la Comisión dependa del Ministerio.
Por lo tanto el Ministerio no ha cambiado de posición. Entiende que  efectivamente debemos encontrar una  solución  que acompañe,  e incluso  pueda generar  mecanismos novedosos para la solución de estas paradojas. Resolver  la necesidad que tenemos de fomentar la instalación  de plantas productivas, en este caso de alto porte,  y la protección  no solamente del medio ambiente sino del valor agregado patrimonial que  tienen estos terrenos.
No están agotadas todas las vías y el Ministerio lo que  procura es salir de una suerte de entrampado mutuo en que quedemos situadas las  instituciones y que luego no se pueda resolver nada, y salgamos perdiendo. Nos quedemos sin la posibilidad de levantar un terreno patrimonio histórico con alta valoración para nuestro país, y también quedarnos sin una inversión productiva.  A mi me parece que eso es lo peor que puede pasar.


Lo que llama la atención es que  habiendo tantos terrenos disponibles justamente se elija éste. ¿Esa valoración también la está haciendo el MEC?
-Un proyecto privado a priori no consulta. Hacen su evaluación y la solicitud. En ese sentido habrán  entendido que allí se daban las condiciones  naturales para su emprendimiento. Puedo compartir con usted que pueden  existir esas mismas condiciones en otros lugares de la zona, que también sean  propiedad pública  y que puedan tener la misma finalidad. Tal vez esta sea una solución. Hay que investigar mucho, y es lo que nos estamos  planteando para no entramparnos.
Esa  es una salida que no depende exclusivamente ni del Misterio, ni de la Intendencia, ni de los actores privados; mucho menos de las fuerzas vivas que están haciendo un reclamo que uno entiende que es legítimo.


¿Hoy en día puede decirse que el MEC no tiene una posición ni por si ni por no?
-Exactamente. Lo que el Ministerio hace es analizar la información que viene de las  investigaciones técnicas. Las acciones del Ministerio son siempre poder encontrar una salida que deje contentas a todas las partes.


¿El MEC se ha impuesto un plazo para expedirse con respecto a este tema?
-No podemos definir un plazo, porque sería caer en nuestra propia trampa.
Somos concientes que el tiempo que le puede llevar a  las diferentes  esferas de lo estatal tomar una decisión no son los tiempos  a lo que están dispuestos a esperar los actores privados. Entendemos que a la brevedad poder  resolverlo de alguna forma.


Le preguntaba eso porque por estos días en la Junta Departamental de Soriano se está discutiendo algunos  aspectos de este emprendimiento, entre ellos el boleto de reserva de la empresa. ¿Si la  Junta llegara a aprobarlo, no embretaría toda la negociación futura y la posición del MEC?
-Desde el punto de vista del procedimiento importa lo que digan las autoridades competentes. En este caso la imposibilidad de no poder esquivar la legislación existente en materia patrimonial. Creemos que la solución todavía es posible sin imponernos  mutuamente situaciones legales que luego se tenga dificultades para salir. Eso implica obviamente la credibilidad y confianza en los actores, más allá de los actos administrativos que se realicen.


Puede  inferirse entonces que si la  Junta aprueba el boleto de reserva, que es una de las posibilidades, el MEC podría  a obligar a que ese emprendimiento no se instale allí.
-La legislación allí se pone bastante porfiada para su análisis. Evidentemente la Junta Departamental puede llevar la voz de  aprobación o no de  ese boleto de reserva, pero sin duda luego importa la decisión que toma la Comisión de Patrimonio y que termina tomando el MEC. Por eso hablaba de no generarnos trampas mutuamente, y que luego nos impidan encontrar una solución.
El casco de la histórica Estancia de 

don Domingo Ordoñana.


En un predio declarado Patrimonio Histórico, ¿la última palabra siempre la va a tener Comisión de Patrimonio?
-Exactamente.  Le corresponde a la Comisión de Patrimonio reconocer que es un predio declarado Patrimonio Histórico


Algo que esta declarado por ley  hace varias décadas.
-Exacto. Esto le pasa a un terreno como le puede pasar a un edificio.
Hemos tenido, y estamos teniendo por suerte,  una visión bastante proactiva del componente patrimonial de nuestros  bienes y recursos, y a veces  ha perjudicado a sus propietarios porque no se puede hacer cambios, modificaciones o inversiones, y nos quedamos en esa visión que  defendemos el valor patrimonial de algunos edificios, por ejemplo, y luego nadie los conoce, nadie  los vista,  y se van cayendo por su  propia dejadez.
Aspiramos  a estar en mejores condiciones e ir resolviendo esto en un país  que está recibiendo ofertas de forma permanente para inversiones de alto calibre y que muchas veces se puede encontrar con situaciones como esta.
No  podemos evitar la legislación pero si podemos evitar entramparnos. Creo que todavía tenemos un camino de solucion sin ponernos palos en la rueda.





La visión de Patrimonio Nacional

Dr. Alberto Quintela: 
no queremos trancar el desarrollo




En Soriano hay un proyecto de instalación de un emprendimiento aceitero en un predio declarado Patrimonio Histórico como lo es la zona del Parque “Juan Antonio Lavalleja” en Agraciada.
Ha habido un pronunciamiento preliminar de la Comisión de Patrimonio. Nos gustaría tener una aproximación de la misma.
-Nosotros venimos estudiando el tema en profundidad, y  lo primero que nos preocupa, como a cualquier uruguayo, es la generación de fuentes de trabajo, y por eso valoramos mucho el emprendimiento que se pretende hacer.
También es de mucho valor proteger el patrimonio cultural de los uruguayos, y especialmente aquellos  sitios históricos que están en el imaginario del país, y que vienen desde el fondo  de la historia. Por eso es que  tenemos presente el valor histórico que implica todo ese espacio. Tenemos presente que es un Parque  que ha sido designado así por Ley de 1952. Entonces eso también uno lo tiene presente, porque hay una voluntad nacional en que ahí exista un parque nacional.
También lo que estamos analizando es la importancia de una recomendación  que el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente hizo en el año 2010 a la Intendencia de Soriano diciendo que toda esa zona puede ser de desarrollo turístico,  que tenga que ver con la naturaleza y con la historia.
También las industrias  deben instalarse en determinados sitios, que  son  los que indica el ordenamiento del territorio. Uruguay tiene la Ley 18308, de ordenamiento territorial, que permite diseñar una política racional de las industrias y de  la realización de determinadas tareas. El orden es necesario, uno no puede hacer cualquier cosa en cualquier lado, y el interés general es el que se ve beneficiado en ese caso.
Además todo este espacio vinculado al desembarco (de los  33 Orientales) son varios padrones que hacen en su conjunto un paisaje cultural, y estamos reflexionamos lo que implica tener un muelle de carga y descarga en la mitad del río, en una playa que disfruta mucha gente, porque es una tierra pública librada al uso público. Entonces debemos de ser cuidadosos de qué es lo que pasa ahí; porque son procesos de irreversibilidad en donde la sociedad en su conjunto enajena patrimonio.
Una cosa distinta  es cuando uno tiene un bien que es del Estado pero está destinado a un uso particular. Tal el caso de las oficinas del Estado. Por poner un ejemplo, las sedes del Banco República, las oficinas de ANCAP, las instalaciones de OSE, o UTE.  Si bien son bienes públicos pero están  destinados a la actividad especifica del organismo.
Cuando estamos hablando del  espacio público, hablamos de un bien público abierto al uso público, y es especialmente  donde uno tiene que ser muy cuidadoso a la hora de pensar qué hacer y qué no.
La Comisión está estudiando todos estos temas con todas estas prevenciones.
Nosotros no estamos para trancar industrias, no queremos trancar el desarrollo. Ese no es el espíritu que tiene la Comisión, sino colaborar en la reflexión colectiva en torno a qué se hace en el espacio público para el disfrute de todos los  habitantes del territorio.


Una de las  posibilidades es que finalmente la Junta Departametal  de Soriano termine aprobando el boleto de reserva para iniciar  los trámites para la instalación de la empresa.
¿Qué facultades tiene la Comisión de Patrimonio para avalarlo, o para detener ese proceso?
-La Junta es un organismo autónomo. Yo prefiero no emitir opinión. La Junta sabe lo que tiene que hacer y lo que no...


Le preguntaba eso porque a veces las posturas desencontradas generan algunos inconvenientes, como está teniendo la Comisión de Patrimonio en  el caso histórico de Colonia.
-Pero lo que la Comisión de Patrimonio hace es tratar de limar esas asperezas y a veces le sale bien y a veces no le sale tan bien. En Colonia el nivel de problemas que tenemos es otro, que no tiene que ver directamente con el espacio público. Tiene que ver con el turismo masivo, que es un fenómeno que ataca a todos los bienes patrimoniales en todo el mundo. El territorio y la protección del patrimonio cultural no deja de ser conflictivo porque hay intereses encontrados. La idea es poder gestionar, de la mejor manera posible, bajando la conflictividad y  toda la problemática que día a día se sucede.
Usted me habla de Colonia y yo le hablo del Puerto del Buceo en Montevideo, que tenemos también más inversores que manejan el espacio público. La Comisión de Patrimonio, invariablemente ha defendido  el espacio público. El inversor amolda  su proyecto, porque el vela por su interés. Ahora  la función de un organismo del Estado es velar por el interés general. El inversor va a pedir 100, y el organismo ve si eso se compadece con el interés general o no.


Entonces la idea es que la Comisión de Patrimonio elaborara un informe que elevará al Ministro como una suerte de recomendación sobre este tema.
-Exactamente, como una suerte de recomendación.


La decisión  final en este caso, ¿quién la tiene? ¿El propio Ministro de Educación y Cultura?
-Si. A ver. Tirarle al Ministro la decisión final es muy pesado. Creo  que este tipo de decisiones fuertes tienen que ser consensuadas. Y la Comisión de Patrimonio, de alguna manera asesora. Hay posibilidades de pensar en conjunto.


En el imaginario colectivo puede estar instalada la idea que que  el Ministerio cambió de posición. Hace unas semanas atrás estuvo  en la zona el Ministro Ehrlich. Visitó el lugar. Presentaron el proyecto. Incluso usted lo acompañó, y ahora parecería como que el Ministerio se dio vuelta.
-¿Por qué dice que le Ministerio se dio vuelta?



Porque  parecía que todo iba bien encaminado, sin inconvenientes, y a partir que los vecinos comenzaron a movilizarse el Ministerio ya no está tan a favor del proyecto. Por lo menos duda.
-Éste es de los tantos casos que trata la Comisión de  Patrimonio de la Nación. La  Comisión tiene 1385 monumentos históricos. Esa cifra es bien  interesante. Algunos de gran impacto y otros de menos. Nosotros antes no dijimos nada, ni favor ni en contra.  Lo que hicimos  fue ir al sitio porque en este caso correspondía;  es un gran emprendimiento. Fue hacer una visita al lugar. en la zona estamos trabajando desde hace mucho tiempo en Capilla Narbona (Colonia), en el casco mismo de la Estancia de Ordoñana, en San Salvador. 
Estamos especialmente en esas zonas del territorio donde hay un enclave  histórico importantísimo. Fíjese que el departamento de Soriano tiene los límites desde su propia fundación; antiguo como la República.
Nosotros  fuimos a visitar y no emitimos opinión. Estamos bien. Estamos en un proceso de análisis que lleva tiempo. Porque sino uno se maneja con prejuicios. Si yo tengo el prejuicio que aquello me gusta y dale que es tarde, fantástico, y aquello como no me gusta confirmo que no. No. La idea es analizar, preguntar, ver qué pasa con  el espejo de agua, con la CARU (Comisión Administradora del Río Uruguay), con Prefectura, con la seguridad, con  el tráfico de personas. Una cantidad de cosas. Nosotros no podemos  ser irresponsables de decir si o no al barrer.



El Ministro Ricardo Ehrlich, junto al Intendente Guillermo Besozzi y otras autoridades del MEC y la Intendencia  durante la visita a Agraciada  para la presentación del proyecto de la aceitera.



Esperando informes


El Ministerio de Educación y Cultura (MEC) esperará los informes de otros ministerios para pronunciarse sobre el tema. Así lo adelantó el Subsecretario del MEC, Oscar Gómez. En una entrevista  publicada por el la Agencia Soriano de Noticias, Gómez comentó
la Comisión de Patrimonio solicitó diversos informes, entre otros uno histórico, otro arqueológico, y ahora estamos convencidos que es necesario profundizar el análisis de otros que tienen que intervenir en una definición de esta naturaleza, por qué si bien es cierto que la solicitud que hace el emprendimiento económico tiene que ver con una parte del parque "Juan A. Lavalleja" y una parte de lo que es la estancia Ordoñana, hay que tener en cuenta que por el hecho que la solicitud contenga un muelle, quien tiene que opinar preceptivamente, es el Ministerio de Defensa y Prefectura, acerca de los temas de soberanía nacional. Por otro lado, la instalación de un muelle y probable puerto, tiene que ver con dinámicas de aguas, por lo tanto la DINAMA del MVOTMA también debe dar su opinión preceptiva y el hecho que exista en el proyecto ese muelle, amerita la opinión -también preceptiva- del MTOP a través de su Dirección de Hidrografía. Lo que la Comisión de Patrimonio acaba de resolver es enviarle al Ministro (de Educación y Cultura) la sugerencia de que para mejor proveer se recauden estas tres informaciones complementarias. Por lo tanto no estamos en condiciones de expedirnos en forma definitiva sobre la viabilidad o no del proyecto, si bien es cierto se entiende que no sería conveniente ese lugar para la instalación y se propondría la búsqueda de otros terrenos que hicieran apta la instalación, no sería posible una opinión definitiva hasta tanto no esté esto otro".





ÚLTIMO MOMENTO
Colorados no  votarán

Convención Departamental del Partido Colorado encomendó a sus ediles a no votar el boleto de reserva  para vender el predio patrimonial  en Agraciada. Reunidos en la noche del viernes 8, los colorados encomendaron a sus ediles a no votar el  boleto de reserva que habilite la venta del terreno en Agraciada a Cereoil. Con solamente una abstención la Convención Departamental del Partido Colorado aprobó el documento elaborado por la Comisión de Seguimiento y además exhortaron a sus ediles a  buscar otros lugares de alternativa para instalar la planta.
La resolución se basa en dos  puntos: 1-Encomendar a los ediles a no votar la anuencia  del boleto de reserva que terminaría habilitando la venta del terreno. 2- Exhortar  a los ediles a buscar  lugares de alternativa que posibiliten la instalación del proyecto industrial.
Con sola una abstención,  y con 32 votos afirmativos (incluido los dos ediles) la Convención Departamental aprobó este documento, en un hecho que fue destacado por varios convencionales, incluso aquellos que se oponen al emprendimiento y que promovieron estas instancias.
Publicar un comentario