viernes, 26 de abril de 2013


Presidente de Chile inauguró la casa-museo de Vicente Huidobro




El presidente chileno, Sebastián Piñera, inauguró este 6 de abril en la localidad costera de Cartagena la casa-museo del poeta Vicente Huidobro, considerado una de las figuras más relevantes de la literatura de Chile, justo cuando se cumple el 120º aniversario de su natalicio.
“Pocos hombres han logrado dejar una huella tan profunda y un legado tan valioso, en tantos campos distintos, como Vicente Huidobro. En él convergían muchos talentos que le permitieron crear movimientos nuevos como el creacionismo”, recordó Piñera.
Construida a principios del siglo XX, la casa-museo, que abrió sus puertas al público el martes 9, está emplazada en Cartagena, a unos 100 kilómetros al oeste de Santiago, y era utilizada por Huidobro (1893-1948) como residencia de verano.
Tras una intensa vida, que le llevó a participar en la génesis del surrealismo en París y a ser corresponsal en la guerra civil española y soldado en la segunda guerra mundial, Huidobro se instaló en Cartagena en 1946.
La vivienda está administrada por la fundación que lleva su nombre y que está presidida por uno de sus nietos, Vicente García-Huidobro, y se encuentra a pocos kilómetros de Isla Negra, donde se encuentra la casa-museo de otro referente internacional de la poesía, Pablo Neruda.
La casa-museo de Huidobro está estructurada en siete salas que recorren temáticamente la vida del autor de El espejo del agua, desde su infancia, sus primeras incursiones literarias y su viaje a Europa en 1916 junto a su primera esposa, Manuela Portales.
También se dedica una sala, decorada con vitrinas en forma de cubos, en homenaje al cubismo, para repasar la llegada de Huidobro a París en 1917, donde colaboró con la revista Nord-Sud, en la que tomó contacto, entre otros, con André Breton y Guillaume Apollinaire.
En su escritorio se exhiben además cascos de guerra, su bastón y el “teléfono de Hitler” que el autor de Altazor decía haber traído desde Alemania después de la caída de la capital germana.
En esa casa falleció Huidobro en 1948, a los 54 años y acompañado de su última esposa, Raquel Señoret, y su hijo Vladimir, debido a un derrame cerebral que, según se cree, fue producto de las heridas que sufrió en la batalla de Berlín.
“Aquí yace el poeta Vicente Huidobro / Abrid la tumba / Al fondo de esta tumba se ve el mar”, reza la leyenda escrita por sus hijos Manuela y Eduardo Anguita sobre el lugar en el que Huidobro está enterrado, de pie, muy cerca de esa casa, en una colina frente al océano.



Fuente: EFE


Publicar un comentario