viernes, 19 de abril de 2013


Restos de Neruda viajan a Estados Unidos




La investigación sobre la muerte de Pablo Neruda avanza a paso firme. Desde que el 23 de setiembre de 1973 se informó que el poeta chileno había fallecido a causa de un cáncer hasta estos días, el panorama ha cambiado mucho. Las sospechas sobre el posible asesinato del escritor llevaron a desenterrar sus restos para someterlos a diversos tipos de estudios.
La exhumación de la urna que se hallaba en la residencia de Isla Negra tuvo lugar el pasado lunes 8 de abril. Ese día fue llevada a las instalaciones del Servicio Médico Legal (SML) de Santiago.
Ahora, tras el reconocimiento de un cinturón y otra prenda que se encontraban en la urna por parte del sobrino de Neruda, Rodolfo Reyes, los restos del poeta viajarán a los Estados Unidos para que científicos de dicho país busquen la presencia de toxinas. Esto permitiría determinar si Neruda realmente murió como consecuencia de un cáncer o si, como denunció su chofer Manuel Araya, fue envenenado por la dictadura de Augusto Pinochet.
Los fragmentos óseos serán estudiados en un laboratorio de Carolina del Norte en el que se desempeña la experta Ruth Winecker, informa Télam. En Chile, mientras tanto, también se desarrollarán diversos estudios, cuyos informes serán supervisados por Mario Carroza, el juez que tiene la responsabilidad de llevar a cabo la investigación.
Reyes reconoció la ansiedad y el revuelo que se ha producido a partir de la exhumación de los restos de Neruda. Más allá de esta realidad, el sobrino del escritor explicó que los familiares se mantienen tranquilos. En declaraciones recogidas por Europa Press, Reyes resaltó que los diversos pasos inherentes a las labores investigativas se concretaron “con mucha rigurosidad”.
Como afirma la familia de Neruda, ahora es tiempo de esperar y de dejar que la ciencia haga su parte. A casi cuatro décadas de la muerte del poeta, la verdad parece mucho más cerca.




Publicar un comentario