viernes, 3 de mayo de 2013


Cuando al arte  es catalogado por notarios





Aldo Roque Difilippo



El Ministerio de Educación y Cultural (MEC) lanzó un comunicado convocando a escritores y escritoras a inscribirse en un registro nacional. La iniciativa promocionada en la página web del MEC  expresa  que “a partir del lunes 15 de abril y hasta el viernes 14 de junio se abre una nueva oportunidad para escritores y escritoras de inscribirse o modificar sus datos en el Registro Nacional de Escritores y Escritoras.  Este registro tiene por objetivo el relevamiento de datos, con el fin de brindar acceso democrático y directo a la información sobre producción escritural de los autores vivos de la República Oriental del Uruguay.
Podrán acceder a la inscripción y reinscripción aquellos escritores que tengan al menos un libro publicado a través de una editorial, no considerándose explícitamente para ello, las ediciones de autor. Quienes no cumplan con este requisito, igualmente podrán inscribirse en el registro si son propuestos por instituciones vinculadas al medio literario y escritural como la UdelaR, la Academia Nacional de Letras, La Casa de los Escritores, la Asociación de Escritores del Interior, entre otras.
El ingreso de la información se realizará completando un formulario web que estará disponible en http://mec.gub.uy/registroescritores desde el 15 de abril hasta el 14 de junio inclusive.
Una vez actualizado, este Registro Nacional de Escritores, entendido como base de datos será compartido como Registro de los Escritores ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
Por más información dirigirse al teléfono 29086740 interno 118 o por correo electrónico a registronacional.de.mec@gmail.com / arealetrasrne.dnc@mec.gub.uy”.

Dicho comunicado me generó un par de preguntas: ¿Por qué  la inscripción se circunscribía únicamente a autores que hubieran publicado a través de editoriales?, y ¿qué finalidad  o cometido tenía dicho registro?. Con esas dos interrogantes envié un correo electrónico a la sección Área de letras del MEC. En el mismo expresé: “Lo que no me queda claro, y esa es mi interrogante, qué cometido o finalidad tiene este registro, y por qué se reciben inscripciones solamente
 de escritores que hayan publicado por intermedio de una editorial o que sean
presentados  por intermedio de una institución, siendo que en el país la
mayor parte de los escritores publican sus libros por edición de autor y no
 por intermedio de editoriales”.

La respuesta recibida fue la siguiente: “Estimado Aldo, intentaremos proceder a organizar lo que se indica bajo estas primeras líneas.
"Este registro tiene por objetivo el relevamiento de datos, con el fin de brindar acceso democrático y directo a la información sobre producción escritural de los autores vivos de la República Oriental del Uruguay.
Podrán acceder a la inscripción y reinscripción aquellos escritores que tengan al menos un libro publicado a través de una editorial, no considerándose explícitamente para ello, las ediciones de autor.
Quienes no cumplan con este requisito, igualmente podrán inscribirse en el registro si son propuestos por instituciones vinculadas al medio literario y escritural como la UdelaR, la Academia Nacional de Letras, La Casa de los Escritores, la Asociación de Escritores del Interior, entre otras. Una vez actualizado, este Registro Nacional de Escritores, entendido como base de datos será compartido como Registro de los Escritores ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social."

Es también este Registro una forma de organización. La perspectiva que señala sobre la edición de autor intenta ser mejorada. Por tal motivo pedimos que la inscripción sea en algún sentido avalada por editoriales conocidas. Si, como Ud. señala, este requisito no fuera contemplado en su carácter de escritor, hemos propiciado otras vías para favorecer su inscripción. Vías descriptas en el segundo párrafo citado en este texto.
Por último, destacamos la importancia de que Ud. se autoregistre, puesto que este Registro servirá para la realización de futuras contrataciones y una mejora legal ante el MTSS.

Atentos saludos,

Área Letras”.

Si algo queda claro en la respuesta es que el MEC considera o cataloga de  “Escritor o Escritora” a aquellos que han ingresado al circuito de las editoriales, o sea la inmensa minoría de los que escriben y publican en el país. Queda claro también que excluye a más del 90% de la producción literaria nacional, quizá la más valiosa. Piense en los autores tradicionales uruguayos, cuántos de ellos hubieran quedado relegados  de este registro si pensásemos solamente con criterios de notarios. ¿Quién, al momento de sentarse a escribir piensa en “futuras contrataciones y una mejora legal ante el MTSS”? ¿Quién, al emprender honesta y apasionadamente un texto, piensa en términos que no  sean otros que los literarios? Las formalidades legales quedarán en manos de otros, no del escritor, pero parece ser que en el Ministerio de Educación y Cultura, un notario con todo su bagaje legal y su título define quién o quienes son escritores y los apunta en su registro.


Publicar un comentario