viernes, 3 de mayo de 2013



Llenar de versos la ciudad






El movimiento Acción Poética Uruguay (APU) nació en noviembre de 2012 y desde ese entonces se ha ocupado de plasmar literatura en muros abandonados o cedidos, buscando que los montevideanos puedan leer una frase que cambie su estado anímico.
Se trata de una tendencia extendida en toda Latinoamérica, con origen en la ciudad  mexicana de Monterrey. Allí  Armando Alanís Pulido hace más de 15 años y con el propósito de la “revalorización de la palabra mediante la inclusión de la poesía como parte del paisaje urbano”, según anuncia la página de Facebook de APU. Andrés Lapunov es uno de los seis miembros más activos de la corriente en Montevideo. Sus integrantes, que tienen un promedio de 26 años de edad, son trabajadores y estudiantes que comparten una misma pasión por la literatura, integrados a través de las redes sociales.

Los versos deben cumplir con ciertas reglas, que con el tiempo fueron variando: letras mayúsculas negras sobre una superficie blanca, intentando poseer una extensión no mayor a ocho palabras, divididas en dos líneas como máximo. También deben de estar “totalmente desligadas a lo que es político o religioso”. El motivo de este protocolo a seguir es que aquellos que pasen por el lugar, ya sea en vehículo o a pie, puedan “ver un muro que estaba descuidado o abandonado, con una frase de aliento o de amor”.  Puede tratarse de frases propias o citas de poemas de autores reconocidos.
Este movimiento tímidamente ha llegado también a Mercedes pudiendo apreciarse en algunos muros, especialmente en la zona costera, frases como las que  pueden apreciarse en las fotografías.

 


Publicar un comentario