sábado, 8 de junio de 2013

“El mejor de todos nuestros festivales”



Entrevista por Luis Benítez
Fotos: gentileza archivo de la entrevistada



Con la presencia de destacadas figuras de la poesía mundial, acaba de culminar su edición 2013 el VII International Writers’ and Artists’ Festival "Palabra en el Mundo VII", organizado por  The International Writers’ and Artists’ Residency. Celebrado en Val-David, Quebec, Canadá, entre el 25 y el 26 de mayo pasado, el prestigioso encuentro contó nuevamente con el apoyo del Conseil des Arts du Canada, y de la Ligue des Poètes Canadiens, en colaboración con  A’Association des Auteurs des Laurentides y el patrocinio de la Municipalité de Val-David. La famosa escritora y activista cultural Flavia Cosma, su directora, nos concedió esta entrevista, refiriéndose también a su último poemario.


Parte de las personalidades intervinientes en
el VII International Writers’ and Artists’ Festival.

¿Cuáles son los propósitos de realizar el Festival de Poesía de Val David?
-Este Festival es el resultado de un sueño mío, una idea que se me ocurrió hace mucho tiempo: que la poesía tiene su vida propia, su música, y que se puede disfrutar a un nivel diferente de la poesía ajena, aunque uno no hable el idioma en el que se lee o se escucha. Además vivimos aquí en Canadá en una sociedad totalmente plurinacional, con inmigrantes venidos de todo el mundo en búsqueda de una vida mejor. Pero como todos lo sabemos, el lado económico nunca es suficiente: Hay que hallar maneras de poder expresar nuestro lado espiritual, artístico, y el Festival que yo inicié en Val-David fue como una gota de agua fresca para apagar la sed de muchos escritores y artistas que han nacido en un otro lugar y se sentían como extranjeros en este hermoso país. Entonces un festival de poesía multilingüe me pareció una buena oportunidad para comprobar mi teoría. Una combinación entre poesía, artes visuales y otras expresiones artísticas, que se agregaron como una extensión natural. 

¿Cómo fue el desarrollo del Festival desde sus inicios hasta la actualidad?
-Desde el comienzo este Festival se me escapó de las manos y empezó a desarrollarse de una manera increíble, como él quería, a través de los años. Debimos hacerlo dos veces al año, a pedido de los poetas y los espectadores. Parece que muchos otros creadores en el segmento de las artes escritas o visuales, y de hecho otros, como músicos o bailarines, han pensado en la misma dirección que yo y han aprovechado la oportunidad para participar en nuestro Festival Internacional de Val-David de una manera apasionada, que me sorprendió. Acabamos con el VII Festival y puedo decirte que tanto los nombres de los participantes como la calidad muy alta de las presentaciones fueron, esta vez, de lo mejor de todos que hemos hecho hasta ahora.     

La directora general del Festival,
Flavia Cosma, junto a la instalación
realizada por el artista sudanés Edmon Khalil.

¿Qué personalidades literarias han tomado parte del Festival?
-Tuvimos el agrado de contar entre nuestros invitados con escritores de muy buen nivel, tanto de la literatura canadiense como internacional, y también con artistas visuales muy modernos y de una calidad estupenda. Cada uno en su propio estilo ha mostrado una madurez de pensamiento artístico y una fuerza muy alta de expresividad. Como ejemplo te voy a dar a Helene Dorion, una poetisa muy valorada en Canadá y en todo en el mundo, notablemente en Francia, siendo ella una escritora de expresión francesa. Otro participante de lujo es John Asfour, poeta de origen libanés, muy profundo en su obra. Hay que mencionar que si uno participa una vez en el festival sigue haciéndolo y gozando de estos dos días de efervescencia artística en sus próximas ediciones.

¿Cómo resume usted la experiencia del último Festival?
-Como he mencionado ya, estoy tan feliz con los resultados del último Festival. Me parece el mejor de todos nuestros festivales hasta hoy en día.  Fue como un enorme inmersión en un sin fin de poesía y relatos de óptima calidad y de obras de arte visuales que, por ser tan diferentes las unas de las otras, se han armonizado extraordinariamente. Tengo decirte que hemos tenido en residencia por dos semanas a un famoso artista oriundo de Sudán, quien vive en Suecia: Edmon Khalil, y que ha participado en el Festival con una instalación hecha aquí en el lugar, una combinación de nueve poemas míos interpretados por él de una manera magistral. Fue el pináculo del Festival. Te mando una foto de eso para saber un poco de que se trata.
Después del Festival la respuesta de los artistas, escritores, poetas y público fue muy estimulante. Te cito aquí una de esas expresiones para darte un ejemplo: “Muchísimas gracias, Flavia, por hacer posible todo este acontecimiento. Disfruté de un momento maravilloso, y fue un gran placer encontrarme con otros poetas y artistas y ver y escuchar sus obras y sus reflexiones sobre la poesía. Qué variedad de gente estuvieron por allí: ¡una verdadera asamblea de las Naciones Unidas de artistas y poetas! Gracias mil por todo lo que tú has logrado!” (Hugh Hazelton, poeta, Montreal).
Portada del poemario “El Cuerpo de la Luna”,
de Flavia Cosma (Ed. Maribelina, Lima, Perú, 2013).


En otro orden, usted acaba de publicar un nuevo poemario, en Perú, titulado "El Cuerpo de la Luna". ¿Qué características estima usted que tiene este nuevo libro?
-En verdad, “El Cuerpo de la Luna”, mi más reciente poemario, resultó muy logrado y es como que mi corazón habla en términos sencillos pero elocuentes respecto de todo lo que le hace latir en esta vida, las alegrías, las tristezas, el amor, el sufrimiento y las lecciones que debemos aprender en nuestro camino aquí en este mundo, sin artificios y con la máxima sinceridad. 

¿Cómo ubica a "El Cuerpo de la Luna" en relación a sus obras anteriores?
-Concuerdo con el pensamiento de muchos críticos literarios de Rumania, quienes han manifestado que “El Cuerpo de la Luna” es el más sensual de todos mis libros hasta ahora. Creo que yo  buscaba expresar una verdad interior de manera muy humana y con la contribución de todos los sentidos, incluyendo dar una mirada en las cosas que generalmente la gente teme ver y de las que más evita hablar.

¿Cuáles son sus planes literarios para el futuro próximo?
-Acabo de escribir un poemario “estremecedor”, lo que no fue nada fácil, pero yo debía hacerlo. El titulo es “Arañaduras sobre la faz del espejo”. Trataré de convencer el poeta argentino Luis Raúl Calvo de que lo traduzca el castellano. Voy a traducirlo yo misma al inglés y junto al poeta francés Denis Emorine realizaré la variante francesa. Además trabajo en unas traducciones de poetas que admiro, al rumano y al inglés. Y por supuesto, he comenzado a escribir un nuevo poemario, sin título por ahora.
Publicar un comentario