sábado, 5 de mayo de 2012

Deserción en el sistema educativo significa “un suicidio colectivo”

Aunque hay crecimiento económico en Uruguay desde hace 40 o 50 años “lo que ocurre es que hay estancamiento e inequidad” en Educación.



Aldo Roque Difilippo

Gustavo De Armas
“Hoy el Uruguay tiene una tasa de egreso  de la Educación Media Superior que lo ubica en el tercer o cuarto puesto de América Latina y el Caribe, pero empezando de atrás”. Algo que repercute “no solo en un problema de desarrollo personal; es un suicidio colectivo”, expresó Gustavo De Armas.
De Armas (1) disertó en el curso destinado a periodistas organizado por Unicef, la Asociación de la Prensa del Uruguay, el Abrojo y Vos y Voz, que se viene desarrollando en Montevideo.
Explicando algunos indicadores  de encuestas y relevamientos realizados en el país. De Armas  destacó que en  2011 “Uruguay  tuvo el registro más bajo de  incidencia de la pobreza de las últimas décadas,  y con  evidencia empírica  que lo respalda. El nivel más bajo de pobreza desde el año 1963 –remarcó- que es cuando  se hizo  la primera estimación de la pobreza en Uruguay  con una Encuesta de Hogares”. Algo que “abre una oportunidad interesante, pero nos obliga también  a focalizar en fenómenos que son mucho mas difíciles de enfrentar”, como lo es la pobreza extrema. “Estamos hablando de un  tema bastante mas complejo de atacar desde las políticas sociales”.
Explicando que en el período 2003 a 2011 nuestro país experimentó “el mayor crecimiento acumulado de la economía” comparable con “el otro período de oro de la economía uruguaya, que va de 1942 a 1953”, también entre 1973 a 1981, durante los años de la dictadura donde hubo “un crecimiento económico muy significativo”; y  el espacio de tiempo entre 1984 y 1998  “con una interrupción entre 1995-96”. Acotando “el problema de Uruguay es que luego de cada período de crecimiento económico enfrenta o una recesión o una profunda crisis, y eso impacta fundamentalmente en los hogares de más bajos ingresos. Por eso diría que tendremos que preparar al Estado con sus políticas sociales para protegerlo. Que la decisión ante un accidente no sea primero los adultos mayores a los botes. No, primero son los niños,  y los adolescentes, porque sino no hay bote, no hay llegada a una isla ni nada. Primero protegerlos hasta en términos de inversión social”.

Universalizar sin bajar calidad
Para De Armas la clave “en términos de desarrollo personal y colectivo” está en la educación, en “pertrechar de la mejor manera las personas para que puedan evitar las condiciones de pobreza, para ser una sociedad más cohesiva, más integrada, más equitativa”.
Apuntando que en Uruguay desde hace 40 o 50 años “lo que ocurre es que hay  estancamiento e inequidad. El 96% de los jóvenes que en 1991 tenían entre  21 y 23 años había terminado la Escuela Primaria. De ese mismo grupo, solo el 68% había terminado el ciclo básico, o sea que un  tercio se perdió en el camino, no terminó el Ciclo Básico que es obligatorio desde 1973. De ese mismo grupo de población el 36%  terminó la Educación Media superior, y por ende estuvo   en condiciones de acceder a la Educación terciaria. Esto no cambió en los últimos 20 años”. Agregando que en el 2010 “quizá los hijos” de aquellos que en 1991 tenían entre 21 y 23 años, “el 97% terminó la Escuela Primaria” algo “esperable en Uruguay”, pero “pero igual que en el período anterior, el 68% terminó la Educación Media Básica. Es decir,  hoy como hace 20 años hay un tercio que año a año no logra terminarla. Hoy como hace 20 años hay dos tercios que no termina la  Educación  Media Superior”. Remarcando “los que tenían 20 años en 1991 hoy tienen 40 años, y son padres de muchos de los chiquilines que están debajo la línea de pobreza. No es solo un problema de desarrollo personal, es un  suicidio colectivo. El mundo avanzó, y hoy el Uruguay tiene una tasa de egreso  de la Educación Media Superior que lo ubica en el tercer o cuarto puesto de América Latina y el Caribe, pero empezando de atrás. Estamos hablando de egreso, no de la calidad.
Muchos países han logrado universalizar el egreso no necesariamente  bajando la calidad.
La Educación Media uruguaya no es ni de lejos lo que es la educación terminal en el mundo. Hoy la Educación media tiene que tener  contenidos y una función diferente en el ciclo educativo que el que tenía en 1908 cuando había mil estudiantes en un país de un millón de habitantes. Hoy hay  320 mil estudiantes con  3 millones de habitantes. Hoy la Educación Media es de masas. En 1908 era de élites. Cuando se  hicieron los planes de estudio, que  paradigmáticamente  no cambian desde hace décadas, para qué están, cuál es el objetivo, la Educación Media era para los sectores superiores de la sociedad, no es el alumnado de hoy en día.  No es decir vamos a enseñar con menor calidad. Es redefinir el ciclo educativo. Cuando  la Educación Primaria se hizo universal, y todos lograron terminarla, dejó de ser un signo de distinción. Cuando  la Educación media se masifica, no puede ser: me presento como el bachiller fulano. No. La Educación Media es el segundo ciclo de la Educación  básica; y eso  implica reconsiderar radicalmente la educación”.

 -        -        -        -        -        -        -

(1)            Gustavo de Armas, Director  educativo para Unicef  en Uruguay.  Doctor en Ciencias Polìticas de la Universidad de la República. Magíster y Licenciado en Ciencia Política, y Licenciado en Sociología por la Universidad de la República.
(2)            OCDE: Organización para la Cooperación  y el Desarrollo Económico.
Publicar un comentario