sábado, 18 de mayo de 2013


BELICE | Los arqueólogos, indignados
Una excavadora destruye una pirámide maya en Belice para usar sus piedras



Una pirámide, construida por los mayas en Belice hace más de 2.300 años, fue destruida por una empresa constructora que usó las piedras como relleno de rutas y caminos. La noticia generó indignación entre arqueólogos y especialistas, que se quejaron por la "ignorancia y la insensibilidad" con que actuó la empresa constructora, según informa el periódico argentino 'Clarín'.

La pirámide arrasada por las retroexcavadoras se emplazaba en el complejo Noh Mul (que en maya significa colina grande), un centro ceremonial registrado como ruina prehispánica en 1897.


"No podemos salvar lo que ha sucedido aquí, tengo un enorme sentimiento de incredulidad por la ignorancia y la insensibilidad" de parte de la empresa constructora, lamentó el director del Instituto de Arqueología de Belice, Jaime Awe, a la agencia Prensa Latina.

Indignado, el arqueólogo denunció que las rocas y piedras que las retroexcavadoras extrajeron de la pirámide "se estaba utilizando para llenar caminos".

Los especialistas detallaron que, tras el trabajo de la constructora, sólo quedó en pie una pequeña porción del centro del montículo piramidal. Antes tenía unos 30 metros de altura.

En excavaciones arqueológicas previas allí se habían hallado innumerables elementos que daban cuenta de una prolongada ocupación de la civilización maya en el lugar: objetos funerarios, vasijas, esculturas de figuras antropomórficas, huesos humanos y joyas de jade que, en su mayoría, se encuentran en el Museo Británico.

El complejo Noh Mul se encuentra asentado en una propiedad privada donde predominan los campos de caña de azúcar, detrás de la aldea de San Pablo. Pese a ello, a que estaba en un terreno privado, la legislación de Belice establece que las ruinas se encuentran bajo la protección del Gobierno.

Los expertos aseguran que no había ninguna posibilidad de que los constructores desconocieran que estaban retirando piedras de ruinas arqueológicas. "Estas personas sabían que era una estructura antigua. Simplemente es una insolencia", denunció Awe.

"La empresa despreció y destruyó completamente el edificio. ¿Por qué simplemente no se van y excavan en otra parte sin significado cultural? Estoy atónito", concluyó.


Extraído de: http://www.elmundo.es
Publicar un comentario