sábado, 5 de mayo de 2012

Julio Cortázar tiene su esquina en Godoy Cruz


El 50º aniversario de la edición de “Historias de Cronopios y de Famas” sirvió como excusa para que la ciudad de Godoy Cruz, en la provincia argentina de Mendoza, rindiera tributo a Julio Cortázar. La decisión de las autoridades locales no es casual: el escritor vivió en Godoy Cruz entre 1944 y 1945, cuando llegó para dictar cursos de Literatura Francesa por iniciativa de la Universidad Nacional de Cuyo.Las crónicas cuentan que Cortázar, en esos meses, se instaló en tres casas diferentes. Una de ellas se situaba a escasos metros del cruce de las calles Las Heras y Castelli, ahora convertido en la Esquina Julio Cortázar. La Municipalidad de Godoy Cruz, a través de su Dirección de Cultura, instaló ayer una placa que recuerda el paso del autor de “Rayuela” por la región y el cumpleaños de “Historias de Cronopios y de Famas”. Uno de los invitados al evento fue Juan Cedrón, más conocido como El Tata, un reconocido músico argentino que mantuvo una estrecha amistad con Cortázar en Francia. Cedrón recibió la distinción en nombre de Cortázar y consideró, según recoge el diario Los Andes, que al escritor “le hubiera encantado” saber que una esquina cercana a la Cordillera de los Andes se encarga de recordarlo.
La Esquina Julio Cortázar cuenta con una placa instalada en la vereda y un poste que presenta una fotografía del escritor de 130 x 45 centímetros junto a un texto que forma parte de “Historias de Cronopios y de Famas”, informa Diario Uno. Cortázar falleció el 12 de febrero de 1984 pero su legado sigue vivo. Este tipo de reconocimientos demuestra que el paso del tiempo nunca logra borrar la huella que dejan los grandes escritores en la memoria de sus lectores.


Publicar un comentario