viernes, 25 de noviembre de 2011

Hallazgos en el San Salvador

Avanzan los trabajos de prospección del terreno y catalogación de materiales

                                                                                            Aldo Roque Difilippo

 La aplicación de un geo radar en el sitio arqueológico de la desembocadura del San Salvador  estableció indicios de eventuales construcciones. Como se recordará a principios de año en aguas del río San Salvador, cerca de Dolores, fueron encontrados restos de lo que podría tratarse un naufragio. Días después en un predio cercano se encontraron vestigios de enterramientos presumiblemente indígenas, más algunos elementos que podrían dar la pauta de la presencia europea.  Algo que generó una natural expectativa, no solamente por el hallazgo en si, sino por la cantidad de material cerámico en un predio apenas un poco mayor a los 300 metros cuadrados.
Desde esa fecha se viene trabajando en la limpieza y delimitación del terreno algo que permitirá realizar los trabajos de prospección y extracción de estos restos arqueológicos. Recientemente el  examen realizando con un geo radar dio indicios de eventuales construcciones y más restos humanos.
El arqueólogo Aparicio Arcaus explicó a HUM BRAL los avances de la investigación y las proyecciones de los trabajos que se emprenderán, no solamente en la zona, sino  también en Dolores en virtud que muchos de estos materiales fueron trasladados al  Museo Lacan-Guazú para su adecuación y estudio.
Paralelo a ello en el Museo Alejandro Berro de Mercedes parte de ese material viene siendo catalogado y cifrado en la sistematización de todo este trabajo.

Siguen trabajando en la desembocadura del San Salvador, ¿qué  clase de trabajo han realizado y con qué se han encontrado?
-El trabajo continúa y capaz en algunas cosas que no son tan visibles en la comunidad. Trabajo más bien de escritorio, procesamiento de datos, tanto de lo que se ha levantado en agua como en tierra. Se está haciendo el siglado y clasificación de esos materiales y tratando de tener una idea aproximada de la tipología de  esos materiales  para caracterizar el sitio.
Todas esas cuestiones, por ejemplo el análisis de los materiales, nos van a servir para caracterizar el sitio, ver que tipo de cultura lo habitó, qué tipo de materiales produjeron y en qué fechas. La  idea es, a partir de eso, generar un  pequeño catálogo con los materiales más representativos, por manufactura, cronología, lugar geográfico. Porque el material que aparece allí en la costa del San Salvador se asemeja mucho a  las cerámicas del litoral del Río Uruguay.

Las presunciones que tenían al principio con respecto a la presencia  europea e indígena en coexistencia, ¿ se vienen confirmando?
-Si, y  sobre todo en la alta densidad de materiales  que hay en sitio,  que es una cosa que no muchas veces se ve en los sitios arqueológicos del Uruguay. La concentración de materiales en un espacio relativamente pequeño, porque estamos hablando de un área, por lo menos lo que tenemos explorado, de unos 300 metros cuadrado. No es  mucho para un sitio arqueológico, pero la cantidad de materiales  es sumamente alta, y eso nos habla de la potencialidad que tiene el sitio. Por otro lado  se ha constatado la presencia de materiales europeos, y de ese mestizaje que  puede verse reflejado en la cerámica con una pasta de características indígenas pero elaborados por tornos, un elemento introducido por los europeos cuando llegan aquí. Entonces en ese sentido venimos muy bien perfilados.

En cuanto a los hallazgos bajo agua, ¿en qué se ha podido avanzar?
-Sobre  todo en la caracterización de los materiales. Se dejó pasar el invierno para que los buzos pudieran trabajar en condiciones un poco más aceptables. Se están diseñando las estrategias. El primer paso que se va a dar será extraer muestras del cabo que se sacó para ver a qué fibra vegetal corresponde. Ver si es una planta que hay en Uruguay. Eso habla mucho de la elaboración de ese cabo, y del origen.  Vamos a ver si se le  puede hacer una datación, y después hacer un registro más exhaustivo de la estructura para ver si se puede  sacar algún modelito, o aplicar una técnica similar al geo radar, pero que se aplica en agua que es con un sonar de barrido lateral…

Se descubrieron  enterramientos humanos que se llevaron a Dolores. ¿Se ha podido seguir trabajando en eso? Determinar  a qué cultura pertenecían…
-Todavía no. Están en el Museo Lacan-Guazú esperando  para ser examinados por una antropóloga forense, alguien que se dedica particularmente al estudio de esos restos. Estamos en unas cuestiones de tiempos, es un trabajo pendiente.

Si quiere seguir leyendo sobre este tema, quizá le interese:
Hallazgos en el San Salvador: “todavía no queremos afirmar” ninguna hipótesis
 
Edil nacionalista catalogó de falsas las afirmaciones que vinculan los hallazgos arqueológicos en el San Salvador con la expedición de Gaboto
“Un patrimonio es verdadero cuando es apreciado por la gente”
Los operadores políticos y Gaboto
Firmaron convenio interinstitucional para profundizar invetigación en el San Salvador
En junio comenzará la recolección del material arqueológico del San Salvador
Posible restos de naufragios incentiva investigación  en zona de la antigua ciudad Zaratina
Publicar un comentario